Calificar:

7,6

27 votos

Sinopsis de CUENTOS COMPLETOS

Lázaro de Tormes, con una ironía no exenta de amargura, justifica la narración de sus «fortunas y adversidades», «porque consideren los que heredaron nobles estados cuán poco se les debe, pues Fortuna fue con ellos parcial, y cuánto más hicieron los que, siéndoles contraria, con fuerza y maña remando, salieron a buen puerto». Andersen, hijo de un zapatero remendón y de una lavandera, escribe también su Autobiografía —que titula" El cuento de mi vida sin literatura" — para mostrar a los advenedizos, aduladores y nacidos en noble cuna cuán poco se les debe. Y él, que en su" Viaje por España" recuerda una vez más que prefería llamar cisnes a los gansos, dibuja en el «cuento de su vida» el mismo caso del patito feo…De su padre recuerda que le hacía dibujos y teatro y le leía" Las mil y una noches" . Su afición a la lectura y su capacidad para memorizar escenas lo llevó al teatro. No triunfó como actor ni como dramaturgo; tampoco como poeta. Pero cuando los" Cuentos" lo convirtieron en cisne, pudo decir de su vida que fue «un cuento hermoso, rico y feliz».No hay cuento más maravilloso que la vida, concluía al final de su" Viaje por España" . Pero en los suyos no todo ocurre en un jardín. No fueron los niños el destinatario primero de los cuentos, y pudo ver los cipreses como «signos de admiración». Sus cuentos son un espejo, donde lo mismo quedan reflejadas las penas de amor que el lado oscuro de la sociedad circundante. Podríamos añadir que sus cuentos destilan simpatía, esa «cosa extraña que no se puede comprar con dinero ni cambiarse por todo el calor del corazón, porque es un don que cae como el maná en el desierto».Viajó con Goethe, conoció a Dickens, fue invitado por Liszt y recibido por príncipes y reyes. En España saludó al duque de Rivas, y a Hartzenbusch, con quien pudo departir en alemán, aunque le dolió comprobar que desconocía sus cuentos…

1 reseñas sobre el libro CUENTOS COMPLETOS

Maravillosa recopilación de cuentos de H. C. Andersen. Adoro sus personajes, la mayoría desdichados por ser distintos de algún modo, víctimas de una sociedad que, lejos de aportar algo bueno a sus desfavorables existencias, prefiere observarles por encima del hombro, ignorarles, o lo que es peor, aprovecharse y torturarles todavía más si cabe. Muchos padres evitan contar las historias de este hombre a sus hijos porque "son muy tristes" o "son demasiado crueles"... me reservo mi opinión respecto a ésto y lo único que añadiré al respecto es que yo agradezco profundamente haber crecido con los personajes de Andersen. Porque sí, me entristecían, sentí compasión por los personajes y lloré con sus cuentos, pero aprendí a valorar, respetar y hasta amar lo que "no era bonito" en vez de ignorarlo, criticarlo y demás atrocidades que se siguen viendo, por desgracia, hoy en día. No por ello me traumaticé; al contrario: conocí la realidad. Son cosas muy distintas y me parece un gran error que muchos progenitores no adviertan la notable diferencia, porque así nunca avanzaremos. Así pues, recomiendo este libro a todo el mundo, sean adultos o niños.


MÁS LIBROS DEL AUTOR HANS CHRISTIAN ANDERSEN