LITERATURA JUVENIL

CUANDO REESCRIBAMOS LA HISTORIA

BELÉN MARTÍNEZ

Calificar
8,9 16 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de CUANDO REESCRIBAMOS LA HISTORIA

HACE VARIOS AÑOS… Julen e Ibai eran inseparables. Amigos que compartían clase, juegos en un jardín y paseos por la playa en las noches de verano. EN LA ACTUALIDAD… Julen solo es un joven que quiere pasar desapercibido. Ibai se ha convertido en un total extraño para él. Pero todo cambia con un sueño, una luna roja como la sangre, un diario y una muerte. Ahora Julen se enfrenta a una cuenta atrás en la que tendrá que luchar, hacerse valer y, quizás, darles una oportunidad a personas que jamás hubiera imaginado. Tal vez, logre reescribir la historia y evitar que la vida de alguien termine de forma trágica. Pero para hacerlo, tendrá que llegar hasta las raíces de su pasado y enfrentarse a las sombras que las envuelven, para comprender cuánto vale una vida y cuánto estaría dispuesto a entregar para salvarla.

Año de publicación:2019

7 reseñas sobre el libro CUANDO REESCRIBAMOS LA HISTORIA

Esta autora me va a volver loca por el amor de dios. ¿Por qué eres capaz de coger mi corazón de piedra y estrujarlo hasta convertirlo en gelatina? Una tensión brutal, unos adolescentes tan variados con sus problemas y sus diferencias. El romance que me gusta y tan tierno que me quiero morir! No puedo encontrarle ningún defecto, ni siquiera el final. Me ha recordado a tantos animes/manga como por ejemplo Boku dake ga inai machi/Desaparecido, Orange y Mi amigo capricornio. Ha sido brutal y seguramente leeré todo lo que saque esta autora a partir de ahora.


Es extraño. El prólogo de este libro, y quizá incluso los primeros capítulos no terminaron de convencerme al final, sentía que todo era muy extraño, que iba ocurriendo mucho drama y misterio tan solo iniciando, y que iba a ser otra novela juvenil sosa más. Sin embargo, con el pasar del tiempo en la misma historia, las cosas se fueron esclareciendo en mi cabeza, el sentido de lo que la autora estaba contando, la profundidad detrás de cada personaje, sus miedos, secretos, sus pasados, sus traumas, todo fue logrando que poco a poco me enganchara totalmente con cada momento, hasta el punto en que no quise parar. Y es que Belén maneja una forma de escribir que te absorve y te hace sentir sus palabras, logra que te duelan los personajes y sus problemas, que rías con ellos, que llores con ellos, que su enojo sea tu enojo. Porque este libro está lleno de eso, miedos, frustraciones, y sobre todo mucha rabia. La manera en que todo se va desenvolviendo para llegar al final es magnífica, y aunque me dijera más de una vez "Ya debo parar y seguirlo luego" la realidad es que no pude, no era capaz de esperar mucho tiempo para saber como iba a terminar todo, porque la verdad es que, aunque puede ser un poco predecible el "Final" de la historia, aún así quieres saber como llegarán a ello, y que ocurrirá después de eso. Ibai, Julen, Olive, Melissa, incluso Cam, son personajes que llegan al alma, que te hacen querer abrazarlos y protegerlos. Este libro te habla de tantos temas tan comunes en tu diario vivir, de una forma tan atrapante que me hace pensar que realmente es de esas lecturas que muchos deberían hacer en su vida, especialmente los jóvenes, siento incluso que es el tipo de literatura que debería ser obligatoria en las escuelas, enseñaría mucho más que algunos otros títulos mandatorios que para las generaciones actuales no es tan primordial como las cosas que aquí se tocan.


¿POR QUÉ NO PUEDO DEJAR DE LLORAR? DEMONIOS, ESPEREN RESEÑA.


Cuando me enteré de que Belén Martínez escribió “Cuando reescribamos la historia” quise leerlo de inmediato. Aproveché un descuento de mi librería favorita y finalmente pude tocar sus hojas. Quedé maravillada con tremenda historia. Es difícil escribir esto cuando siento tanto. Este libro me hizo llorar, añorar mis días de colegio, emocionarme de una manera increíble, fangirlear cada vez que aparecía una mínima escena romántica y sobre todo apreciar aun más la amistad en mi vida. La historia de Ibai y Julen es una la cual no sale de mi mente. La amistad que hay entre ellos es una muy real, amarga y dulce. Lo cual conllevó a que me sintiera identificada porque tuve amistades que dejé atrás, pero también otras que conservo y atesoro. Ibai es un personaje difícil de construir. Lo analizo y como escritora Belén pudo darle ese toque que hace que te marque, su personalidad va cambiando y evolucionando a lo largo de las páginas. Te encariñas y empatizas con él. Además, cuando descubres todo al final te aseguro que sentirás un dolor en el pecho y posiblemente llores… Como lo hice yo. En cuanto a Julen, me pareció un personaje que es mucho más cercano. Poseía miedos y anhelos muy humanos, muy de nosotros ¿Quién alguna vez no quiso reescribir la historia? ¿Quién alguna vez no quiso corregir un error? Fue el personaje con el cual más me sentí atada emocionalmente. A veces pensaba que Julen podría ser yo. Oliver es lo más bello del mundo, de eso hay consenso general. Es decir, demonios él se robó el corazón de más de uno, estoy segurísima. Mientras más leía, más descubría de él, más lo quería. Más que evolución fue descubrimiento. Oliver es la representación de las personas que no llegamos a conocer si no tomamos valor. Por último, quiero alabar de nuevo a Belén por su grandiosa representación LGBT y temas sensibles. Como lectora lo apreció demasiado, pues antes no tenía idea de que libro podría ser el adecuado para adentrarme por estos rumbos. Sin embargo, encontré en los libros de Belén una respuesta. No es exagerado y es gentil. Justo lo que buscaba y lo que más aprecio. En conclusión, denle una oportunidad a esta maravilla. Me cautivo y superó mis expectativas. Obviamente seguiré leyendo más libros de esta mujer y esperando los nuevos. Además, quiero añadir que a pesar de lo mucho que me gustó este libro sigo prefiriendo “Una sonata de verano”, pero es debido a mi alma romántica.


Cuando reescribamos la historia nos trae a Julen a quien su trabajo de editor le entusiasma tanto como tener que ir a la reunión de antiguos alumnos del instituto. Su mejor amiga Melissa lo convence y allí se reencontrará con Ibay, su antiguo mejor amigo y quien dejó de hablarle 10 años antes de la noche a la mañana y sin ningún motivo aparente. Ibai le hará entrega de su diario con la petición de que lo haga público. Esto ligado a la luna roja, hará que Julen se despierte 10 años atrás con la sensación de que puede cambiar el transcurso de la historia y reescribirla tanto para Ibai y él. 352 páginas divididas en 38 capítulos más un epílogo y contada en primera persona bajo el punto de vista de Julen, iremos viviendo junto con él ese último año de instituto, tratando de averiguar que pasó para que Ibay diera de lado a Julen tan repentinamente para intentar cambiar los hechos y reescribir esa historia que transcurre en el futuro. La autora se toma su tiempo a la hora de narrarnos la historia por lo que transcurre despacio pero sin pausa. Además para mí, tiene una pluma maravillosa, con la que es capaz de hacernos sentir toda una montaña rusa emocional, desde la empatía hasta la rabia, que te tan pronto te saca una sonrisa como unas lágrimas. Los personajes, a pesar de encontrarnos con unos cuantos a lo largo de la lectura, todos y cada uno quedan muy bien perfilados tanto con su propia evolución como su razón de ser dentro de la historia. De entre todos los personajes destacaré la evolución de Ibay y dos de mis personajes favoritos: Oliver, quien es un personaje que tarda en hacerse de querer pero considero que es una pieza clave en la historia, sobre todo para Julen y Melissa, la mejor amiga del protagonista, con la que aprenderemos lo que realmente significa la palabra "amistad". Una historia de personajes y segundas oportunidades bastante compleja pero muy bien construida en la que la autora de una forma maravillosa mezclará realidad con un toque mágico, que nos mantendrá con la intriga con ese misterio que rodea tanto a la trama como a sus personajes desde el minuto uno. Pero también una magnífica crítica social contra el bullying, lgtb fobia, el racismo,... al igual que nos dejará una serie de valores como la amistad o la familia. Todo ello acompañado de una parte de romance que, aún sin ser parte central de la trama, se ajusta a esta de una forma impecable. En cuanto al final, maravilloso acorde al resto de la historia. Después de conseguir mantener la tensión y el suspense durante toda la lectura, la autora cierra va cerrando todos los frentes abiertos durante la misma sin dejarse nada en el tintero. Qué decir, que es lo primero que leo de la autora pero no será lo último y que, definitivamente se va directamente a mis favoritos.


Este libro me encantó. La idea de que el protagonista tiene un sueño premonitorio que le advierte sobre no solo su propio futuro, sino además, el de las personas que le importan, me pareció muy interesante de leer, y efectivamente lo fue. Porque toda la historia transcurre con el protagonista, tratando de hacer cosas que nunca haría con tal de poder cambiar el futuro, de reescribir la historia. Y hace al lector reflexionar sobre la importancia de las decisiones, de las acciones y sobre todo, de las palabras. Además, toca temas como la homofobia, el racismo y otros tantos temas un tanto fuertes e impactantes de leer, con lo que es fácil para el lector ponerse en los zapatos de los personajes, y que se te erice la piel ante las injusticias que ocurren, ante las acciones de ciertos personajes y sobre sus decisiones. Sin duda, es un libro que vale totalmente la pena.


Definitivamente de mis lecturas favoritas del año, en verdad no puedo creer como está autora toma mi corazón de esa manera, me hace sufrir y aún así amarla por tan maravilloso libro. En lo personal adoro las historias de amor, pero me gusta como lo manejo Belén, al no ser el punto principal de la historia, más bien una consecuencia de como se iba desarrollando todo. Es de esos libros que no puedo dejar de recomendar.


Más libros del autor BELÉN MARTÍNEZ


También se buscó en LITERATURA JUVENIL