Calificar
8,2 1.3k votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Una historia de amor envuelta entre recetas de cocina, donde lo imposible se convierte en posible y lo irreal toma forma cuando se adereza con el sentimiento. No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña, cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero también aprendió que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato, sino todo el amor con que seas capaz de hacerlo. Sus platos no sólo tenían el poder de deslumbrar por sus sabores y texturas. Su tristeza, su alegría, su deseo o su dolor a la hora de prepararlos se contagiaban irremediablemente a todo aquel que los probaba. A través de esta alegoría que vincula con maestría los sentimientos y los elementos culinarios, asentada en la tradición del realismo mágico y en la recreación de la cultura mexicana

Año de publicación:1989

114 reseñas sobre el libro COMO AGUA PARA CHOCOLATE

Esta novela me encantó. Me hizo recordar mucho a "Cien años de soledad" de García Márquez, por el realismo mágico tan ingenioso. En esta novela, Esquivel narra con gran destreza la historia de amor de Pedro y Tita, frustrado por un tradicionalismo muy real en Latinoamérica, costumbres ancestrales y formas léxicas pícaras, además del contexto de batallas civiles. Todo esto combinado astutamente con un estilo a modo de receta, evocando nuestra imaginación y nuestro sentido del gusto, homenajeando la riqueza de la comida mexicana. Muy picante. 10/10


Precioso libro; ágil y entretenido, con una visión mística y mágica, así como sabrosa, del amor. Es uno de aquellos libros que se te queda en la memoria y en el corazón. La magia que envuelve a los protagonistas es conmovedora, la historia original y el final es poesía.


En esta familia se vive una tragedia tras otra pero siempre con buena comida. Aunque me pareció una buena historia realmente no conecté con los personajes y siento que todo sucedió demasiado rápido como para llegar a encariñarme con ellos. Aún así me parece que refleja bien acerca de la gastronomía mexicana (aunque la mayoría de esas cosas no se suelen comer por mis rumbos) y la forma en que la mentalidad del jefe o jefa de familia gobierna sobre los demás y aunque los demás no estén de acuerdo la tienen que respetar.


Es una linda historia de amor aunque se pudieron haber tomando mejores decisiones que permitieran vivir su amor libremente y no esperar hasta la muerte para realmente estar juntos y ser felices. Pero por los perjuicios que existían no lo pudieron hacer así. En fin, me gustó muchísimo y es uno de los pocos libros que sin duda releeria.


Una historia que no está escrita para mi. Le pongo tres estrellas por su indiscutible originalidad y por lo que me he reído con un amigo de lo absurdos que nos resultaban algunos pasajes; si no, por la historia en sí, probablemente le hubiese puesto una puntuación más baja. No me considero una persona insensible, más bien todo lo contrario, pero esta historia no me ha transmitido nada. Trata un amor entre Pedro y Tita que por estúpidas tradiciones familiares no pueden estar juntos. Partiendo de esto, todo se desarrolla de una manera muy predecible para mi, propio de una telenovela con la que te ríes pero que para nada te resulta interesante. Tiene toques muy ingeniosos de realismo mágico que recuerdan en ocasiones a Cien años de soledad, mas no podría ni siquiera atreverme a compararlas. En cuanto a los personajes no he empatizado absolutamente nada con ninguno, ni para bien ni para mal. Las recetas de cocina le dan ese toque especial al libro, pero a mi me resultaron tediosas y me he saltado más de la mitad. Siento que no he entendido el libro o que no lo he leído en el momento adecuado. Me ha decepcionado bastante. Me lo había recomendado una amiga que lo leyó infinitas veces y es, sin duda, su novela favorita. No le encuentro nada especial, pero volveré a él más adelante para intentar sacarme la espina. Por ahora, solo lo veo como una pérdida de tiempo.


Es una novela corta, única y genial; sus exageraciones son las que normalmente el amor provoca en nuestras vida(), a diferencia de novelas que cuentan historias de amor, esta en particular no conectas con los personajes, lo que sí, es que conectas con las recetas; Tita posee un gran don que me recuerda a Grenouille, el con su olfato hacia las esencias y ella su olfato y tacto para los platillos con los que expresaba sus sentimientos.


Entre el amor y las comidas la autora te envuelve en una historia de amor preciosa. Que cada capítulo lo relacione con una receta me parece magnífico, le da ese toque al libro de especial y maravilloso que es lo que lo diferencia de otras historias de amor; un toque único. Es un libro que hace captar la atención y no podes dejar de leerlo, imaginando que podrá llegar a pasar en las páginas siguientes ¡Cautivador!


Bueno este libro podemos ver que es romantico hasta las venas y bastante trágico, se ven las recetas que Tita escribe a lo largo de su vida. En esa época podemos ver que la sociedad era muy cerrada y las apariencias y la tradición eran muy importantes. Este libro es en definitiva perfecto para las románticas que le gusten las historias de amor. Y a las que como yo no nos gusta este género pues la lectura resulta empalagosa. Positivo es que en esta historia se aprende mucho de como se vivía en aquellos tiempos, las costumbres, el estado de guerra, etc.


Ver más reseñas