Sinopsis de CIRCE

Con una prosa de una simplicidad casi onírica, Miller reinventa el mito de Circe. En el palacio de Helios, dios del sol y el más poderoso de los titanes, nace una niña. Pero Circe es una niña rara: carece de los poderes de su padre y de la agresiva capacidad de seducción de su madre. Cuando acude al mundo de los mortales en busca de compañía, descubre que sí posee un poder, el poder de la brujería, con el que puede transformar a sus rivales en monstruos y amenazar a los mismísimos dioses. Temeroso, Zeus la destierra a una isla desierta, donde Circe perfecciona sus oscuras artes, doma bestias salvajes y se va topando con numerosas figuras célebres de la mitología griega: desde el Minotauro a Dédalo y su desventurado hijo Ícaro, la asesina Medea y, por supuesto, el astuto Odiseo.Pero también la acecha el peligro, y Circe concita, sin saberlo, la ira tanto de los humanos como de los dioses, por lo que acaba teniendo que enfrentarse con uno de los olímpicos más imponentes y vengativos. Para proteger aquello que ama, Circe deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y decidir, de una vez por todas, si pertenece al mundo en el que ha nacido o al mundo mortal que ha llegado a amar.

138 reseñas sobre el libro CIRCE

Circe es hija de Helios, Dios del sol y de la Nereida Perse. Para ella la vida nunca ha sido fácil, menospreciada por su familia por su falta de belleza, por tener una voz chillona y no tener poderes. Es la burla de sus primos y hermanos. Una muchacha solitaria e incomprendida. Hasta que por casualidad descubre que si tiene poderes y no cualquier poder : el poder de la brujeria. Sus comienzos con sus poderes son problemáticos lo cual genera que sea desterrada a una isla. Y en este lugar es donde ella se hará más fuerte, se desarrollará como una gran hechicera. A través de su historia nos encontraremos con un montón de personajes importantes, entre ellos aparecen Prometeo, ulises, el minotauro, la vida de Ariadne, Dedalo, Heros y Atenea entre otros. Los dioses son despiadados, arrogantes, vengativos, traicioneros, egoistas y déspotas, un lecho de virtudes , ningun Dios tiene amor ni lealtad hacie nadie, lo que hizo que me alegrara de ser un simple mortal. A pesar de que esta narrado en primera persona y son los pensamientos de Cirse y como reacciona a diferentes situaciones me gustó. Es un libro bien escrito, ameno para pasar un buen rato.


Una vuelta de tuerca a la mitología griega muy interesante, sobre todo en el tema del punto de vista desde dónde se cuenta una historia. El libro es muy llevadero y realmente logra que uno quiera saber cómo va a continuar, lo cual hace difícil dejar de leerlo. El lenguaje utilizado es actual y corriente y eso es algo que agradezco. Por momentos, en algunos capítulos puntuales, se me hizo un poco denso y las últimas páginas, debo decir, no dan la talla a lo que es el resto del libro, lo que produjo que la sensación al terminar la lectura no sea tan buena como en el durante. Más allá de esto recomiendo ampliamente está lectura, sobre todo para quienes no tenemos mucha idea de mitología. Es placentera y muy recreativa.


Relata la historia de Circe, la hechicera, la hija del Titan Helios y una Ninfa. La diosa que castiga hombres y los transforma en cerdos por la eternidad. ¿Cuánto tiene por contar? ¿Que situación tan terrible la llevó a esos extremos? Yo quería leerla iracunda y orgullosa, vengativa, manipuladora y malvada, si, pero también apapachadora con las mujeres, muy conectada a su femineidad y la naturaleza. Una mujer a la que su divinidad la hace inalcanzable y muy poderosa. La Circe de Madeleine Miller no es así. Está demasiado humanizada, es insulsa, inmadura y tonta, con nada de inteligencia emocional, sufrida y abnegada. Una mártir que desea, no, más bien necesita, la aprobación y cariño de su padre más que nada en el mundo. Y, después, de todos y cada uno de los hombres que se cruzan en su camino. Quiere agradarlos, quiere que la amén, quiere servirlos y arroparlos en su seno. Pasa de hija a hermana, después a amante y finalmente a madre y solo durante unos pocos capítulos se empodera y muestra una personalidad independiente de los hombres de su vida. Pensé que era una historia de autodescubrimiento, de transformación y resiliencia. No lo es. Es crítica y dura consigo misma y con las mujeres que no se portan como ella o como ella quisiera ser. Sufre sus errores, pero no aprende de ellos y la persiguen por los siglos de los siglos. Aún así, hay cosas que le aplaudo. Por ejemplo, no extrañar a una familia narcisista, su libertad sexual y la referencia a la depresión post parto. Me parecieron temas muy importantes y muy interesantes.


En los círculos de las divinidades, los dioses actúan de manera muy “in”. Tienen estilo, sin duda, pero en plan feo. Se dan muchas ínfulas. Son insensibles, incomprensibles, inconmovibles, inconscientes, insidiosos, incendiarios, infinitamente ambiciosos e incapaces de empatía. En medio de este corrillo de jerarquías, egos, jugadas y argucias de mucho cuidado, Circe es como “un perro a cuadros”, alguien que no encaja ni en su propia familia y que, siendo diosa, está como a medio camino entre lo divino y lo humano. Pero ha sido castigada por hechicera y su propio padre, el incandescente Helios, la envía al exilio en una isla. Desde allí continuará su transformación como mujer afectuosa, vulnerable, en construcción, poderosa e insegura, que disfruta con el conocimiento y haciendo las cosas con sus propias manos. Así, a lo largo de las eras, conocerá a dioses y a humanos, en quienes reconocerá rasgos de su propio carácter, y llegará por fin el momento en que ella, la diosa, elegirá su camino. No es necesario ser conocedor de la mitología griega para disfrutar este libro. Es una lectura muy agradable y una historia interesante planteada sin convencionalismos, con franqueza. Me gustó su frescura, no solo por su lenguaje sencillo, sino también por la visión no idealizada que presenta de las personas y las relaciones. Además es como el detrás de cámaras en la vida de los dioses. La recomiendo.


Esta novela tiene todos los ingredientes para motivar y hacer disfrutar al lector, pero en mi opinión, se queda en el camino. Es un relato que parte de un tema interesante como es la mitología griega ; tema en el que la mayoría tenemos un cierto nivel de conocimientos, ya sea por la influencia del cine ( en su versión más seria o de la factoría Disney), por conocimientos adquiridos en nuestros años de formación o por la propia curiosidad o interés que cada cual podamos tener y que hayamos podido ir atesorando . Además, el relato nos hace un repaso de algunos acontecimientos de los grandes dioses, titanes, héroes, ninfas y demás seres de diferente rango, con una mezcla de glamour, cotilleo y emoción propios de estos seres. Así se muestra cómo Perseo fue castigado, cómo Hermes se convierte en el gran cotilla del lugar; Pasifae aparece descrita como un personaje malvado y frívolo que tuvo un affaire extramatrimonial y del cual encarnó a un ser insólito ( ustedes saben a quién me refiero); tampoco falta la aparición del conocido Odiseo (llámese Ulises) y sus aventuras y desventuras tras la Guerra de Troya, etc. Pues bien, Circe, siendo la protagonista por derecho de este relato, aparece como la gran perdedora, ninguneada por todos ,desterrada por desobediencia y desafío al Más Grande.Se muestra como una persona sin firmeza, aunque con su magia y hechizos juegue a castigar y aterrorizar a sus enemigos ( o aquellos a los que le plazca) .Es un personaje que ( aunque quiera demostrar su independencia) no puede vivir sin un hombre ( y digo hombre porque se enamora siempre de un mortal) , tiene muy poca suerte en el amor y mal ojo para elegir. Lejos de ser una heroína o empoderar con su magia al género femenino, se muestra débil y torpe la mayoría de las veces. El relato pretende ser emotivo, sofisticado, pero ,en mi opinión ,no mantiene el ritmo , y en cuanto al final, para mi gusto, demasiado redondo ,resultándome ,en la última parte ,aburrido y muy predecible.


El libro nos narra ni mas ni menos que la otra cara que todos conocemos de la bruja Circe (ya conocida por formar parte del viaje de Odiseo). El libro cuenta la vida de Circe, la vida que llevó primero entre los titanes, cómo llega a su recóndita isla y porqué acaba siendo lo que es. Aunque el groso del libro está relacionado con Odiseo, nos narra muchas otras partes de su vida entrelazándola con diferentes mitos y relacionándola de una manera u otra con otros seres mitológicos, Dédalo, Jasón, Ícaro. Minos, entre otros. Se trata de una lectura sencilla y rápida, quizá algún capítulo si que se hizo un poco pesado pero por lo general es bastante entretenido. El final me pareció bastante sorprendente. Después de terminar el libro (aunque esta parte me costó muchísimo no realizarla durante la lectura), indagué un poco sobre el tema y para mi sorpresa me encontré con que el verdadero final del mito de circe difiere ligeramente del que e libro nos narra; creo que la autora nos quiso dar otro toque que para mi gusto bastante más bonito que el que nos cuenta realmente el mito. Seguiré leyendo libros de esta autora y recomendaría el libro a cualquier persona que le guste la mitología.


La segunda obra de esta autora estadounidense, publicada en 2018, nos sorprende con un grito a la humanidad. La protagonista Circe, personaje de la Odisea, abandona en esta obra su papel secundario como bruja en una de las múltiples paradas que tiene Ulises y adopta un papel principal en la mitología griega. La imagen de los dioses como seres inmortales, perfectos y pacientes cae antes las confesiones de Circe, desde su más tierna infancia hasta lo que la lleva a ser repudiada por el resto de los dioses y conoce a Ulises, entre otros. En un Olimpo donde los dioses se enorgullecen de sus poderes e inmortalidad, Circe es considerada como un ser débil y poco divino ante su latente humanidad, a la que, si bien a todos los seres divinos resulta repulsiva, para ella será su armadura. Sin poderes que, en principio, puedan resultar demasiado impresionantes, serán temidos, y hombres y dioses se verán amenazados ante la brujería de Circe. Me encantó, me fue super fácil perderme entre sus páginas.


¡Qué historia tan preciosa la de esta novela! Especialmente si eres muy fan de los relatos mitológicos... He leido mucho sobre mitología, pero sentía que eran historias alejadas unas de otras, con personajes independientes. Gracias a esta novela y a su protagonista, la hija del dios Helios y la nereida Perseis, he conseguido tener una visión de conjunto de los protagonistas y hechos principales de la mitología griega. Circe y su relación con Odiseo y la de este a su vez con Aquiles, Ulises, Patroclo... los héroes de Troya. Circe y su relación con Dédalo e Ícaro, con su sobrina Ariadna, hermanastra del minotauro, con los titanes, Prometeo.... La he disfrutado porque, más allá de las hazañas y maldades de dioses y semidioses, nos presenta a una Circe muy humana, una hija incomprendida, desterrada, que tiene que luchar sola, enfrentarse a unos parientes odiosos y a una maternidad difícil y que aprende de los errores como cualquier mortal. En Circe se aunan los grandes gestas de dioses y héroes, con las luchas cotidianas de los humanos. Con algunas diferencias, claro. A nosotros, por ejemplo, nos acompañan perros, gatos o periquitos y Circe tiene por mascota leones y lobos. Sí Aquiles de la misma autora fue un 7 para mí, esta novela es cuanto menos un 9. Cautivadora.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR MADELINE MILLER


FRASES DEL LIBRO CIRCE

Humillar a las mujeres parece ser el pasatiempo predilecto de los poetas.


Publicado porEstherN

Supongo que podría llorar y frotarme los ojos para complacerte, pero he elegido vivir sin falsedades.


Publicado porBocabeille

¿Quién hace mejores ofrendas: un hombre miserable o uno feliz?


Publicado porBocabeille

¿A cuantos de nosotros nos concederían el perdón si se conociera lo que realmente albergan nuestros corazones?


Publicado porBocabeille

Quizá ningún progenitor sea capaz de ver realmente a sus hijos . Cuando los miramos vemos únicamente el reflejo de nuestros propios defectos.


Publicado porAnge Gómez

Bajo la apariencia plácida y familiar de las cosas, hay otra cara que aguarda el momento de romper el mundo en pedazos.


Publicado porMaribel Calle