Calificar
8,0 113 votos

Sinopsis

Novela que pone al descubierto el alma femenina para llegar al fondo de la sociedad española de su tiempo. Retrata, desde la voz más íntima de una mujer, la complejidad de todo un país. A través del soliloquio de Carmen, una mujer conservadora de clase media-alta, Delibes recrea los problemas de comunicación en el matrimonio, la sociedad provinciana de la época y el conflicto de «las dos Españas», temas que hoy siguen vigentes y con pleno sentido en nuestra lectura contemporánea. Una mujer acaba de perder a su marido y vela el cadáver durante la noche. Sobre la mesilla hay un libro ―la Biblia― que la esposa hojea. Va leyendo los párrafos subrayados por el hombre que se ha ido para siempre. Una oleada de recuerdos le viene a la mente y empieza un lento, desordenado monólogo en el que la vida pugna por hacerse real otra vez. La pobre vida llena de errores y torpezas, de pequeños goces e incomprensiones. ¿Ha conocido Carmen alguna vez a Mario? Escuchamos el irritante discurrir de estrecha mentalidad de la esposa mientras otro hombre irá poco a poco descubriéndose, para el lector aunque no para ella, con toda su desesperanza y su fe en la vida.

Año de publicación:1982

10 reseñas sobre el libro CINCO HORAS CON MARIO

Tenía grandes expectativas sobre este libro y realmente no me ha defraudado. Tras la muerte de Mario, su esposa Carmen, queda a solas con su cadaver durante el velorio, y en esa soledad comienza un monólogo en que desgrana toda una vida compartida con el fallecido, y el libro termina transformándose en toda una declaración de los dogmas y cadenas de la sociedad española de fines de los años cincuenta del siglo XX. Se revela aquí la doble moral de las personas, el cuidado de las formas, el clasismo y la falta de empatía con quienes no son de nuestra condición. Delibes nos establece su maestría en la observación y crítica de la sociedad en que vivía, y todo con un sentido del humor mordaz que hace que la lectura transcurra ágil y totalmente rica en contradicciones. Recomendable cien por ciento.


Un argumento simple se convierte en una crítica mordaz a la sociedad de clase media española de los años 60 con un monólogo de la viuda de Mario. Me quedé con ganas de conocer la versión del difunto.


CINCO HORAS CON MARIO - Miguel Delibes Esta es mi novela preferida de Delibes, no porque sea la mejor si no por todo lo que encierra, el soliloquio de Carmen, una mujer que acaba de quedarse viuda velando sola el cadáver de su marido Mario. Y en este discurrir de sus palabras en la que se desahoga en un mar de reproches, intuimos las dos España, la de Mario intentando mejorar la sociedad y la de Carmen queriendo mantener el mundo preestablecido. Quizá una frase lapidaria que lo define: «Mario, cariño, lo que pasa es que ahora os ha dado la monomanía de la cultura y andáis revolviendo cielo y tierra para que los pobres estudien, otra equivocación, que a los pobres los sacas de su centro y no sirven ni para finos ni para bastos, les echáis a perder, convéncete, enseguida quieren ser señores y eso no puede ser» Para mi un libro magistral, Delibes se mete como nadie en la piel de esa mujer y si además tienes la suerte, como yo la tuve, de ver la adaptación teatral de la gran Lola Herrera, sus sensaciones se te pegan a la piel, para siempre.


En el velatorio de Mario, su mujer le recrimina toda una vida de insatisfacción junto a él. Muy interesante el uso del monólogo.


Pobre hombre ni muerto le dejan de dar cantaleta


La viuda de Mario nos cuenta su vida en común mientras el fallecido está corpore insepulto.insatisfacciones, mezquindades y otras situaciones muy normales en la vida cotidiana, contado con la maestría de Miguel Delibes.


Mario acaba de morir. Su mujer, Carmen, sobrevive a los pésames y las frases hechas destinadas para tales eventos. Cuando llega la noche decide hablar con su marido. Así comienza un monólogo que abarca prácticamente la totalidad del libro. En dicho monólogo Carmen expresa a borbotones muchas de los reproches interiores que siente hacia Mario. Saldrán a flote los elementos que definen a una y otra persona de esta pareja: recovecos, manías, estrecheces de mira, objetivos, metas, meteduras de pata, sexualidad reprimida, decepciones, vivencias, ilusiones, etc. Pero también es un retrato de dos tipos de mentalidades de la época en la cual en España había grandes polaridades: ricos/as y pobres, de izquierdas y de derechas, religiosos/as o no, etc. El personaje de Carmen, o Menchu, es increíble. Delibes utliza sus reiteraciones y su lenguaje para transmitir ese murmullo constante y esos runrunes que han atormentado y aún hoy atormentan a esta mujer con muchas necesidades insatisfechas. Me ha parecido una obra impresionante que, si bien puede cansar en algún momento, habla de tantísimas cuestiones importantes en la vida de cualquier persona que asombra que el medio para hacerlo sea precisamente un monólogo. Es una obra psicológica, social, crítica, descriptiva y mucho más. Se habla del amor, del deseo, de la muerte, de las rigideces morales y sociales, de las apariencias, de las expectativas, de las ilusiones frustradas, de la pareja, de los principios, de la ignorancia, del miedo, de inteligencia, y de mucho más. Lo mejor: de todo lo que habla y de cómo consigue que el lenguaje de un personaje denote tanto.


Una novela extraordinaria.


Ver más reseñas