Calificar
8,8 18.3k votos

Sinopsis de CIEN AÑOS DE SOLEDAD

La historia de la familia Buendía a lo largo de varias generaciones en Macondo. «Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.» Con esta cita comienza una de las novelas más importantes del siglo XX y una de las aventuras literarias más fascinantes de todos los tiempos. Millones de ejemplares de Cien años de soledad leídos en todas las lenguas y el premio Nobel de Literatura coronando una obra que se había abierto paso «boca a boca» -como gustaba decir el escritor- son la más palpable demostración de que la aventura fabulosa de la familia Buendía-Iguarán, con sus milagros, fantasías, obsesiones, tragedias, incestos, adulterios, rebeldías, descubrimientos y condenas, representaba al mismo tiempo el mito y la historia, la tragedia y el amor del mundo entero. El mejor homenaje a Gabo es leerlo. Disfruta del libro 100 años de soledad con ALIBRATE, lo puedes comprar en papel en las tiendas de libros más importantes. Descubre todas nuestras reseñas para saber de qué se trata Cien años de soledad y poder realizar tu compra de este interesante libro.

Año de publicación:1967

757 reseñas sobre el libro CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Claramente la soledad no es solo la ausencia física de alguien o algo que nos haga sentir acompañados, y de cierta forma nos de la impresión de sobrellevar los días. Es justamente ese sentimiento, ese vacío que se siente en el corazón, y que muchas veces no se logra llenar con nada y nadie. Y Gabo sí que nos quiso mostrar a través de siete generaciones de la familia Buendía, como es cargar por dentro con aquello que se persigue, esperando se convierta en una razón para vivir. Bueno…pero qué más puedo decir de un libro el cual se ha llenado de muchos elogios, incluyendo un premio Nobel encima. Lo que sí puedo contar es que, esta historia la comencé a leer hace muchos años sin éxito, y en su momento no superé ni su primer tercio. Después de tanto tiempo lo retomo con la firme intención de no perderme la oportunidad de conocer lo que muchos llaman una joya literaria. Personalmente creo que es una historia que se debe leer sin apuros y con paciencia, pues nos vemos inmersos en una buena cantidad de historias y nombres, los cuales tienen un eje en común pero específicamente y como lo menciona el mismo autor, un personaje que es el centro de toda esta rueda llamada familia Buendía. A pesar de que lo que se cuchichea de los integrantes de esta particular familia, no sucede de forma rápida y no nos mantiene en el más alto nivel de suspenso, de igual forma, pienso que es allí donde radica su gracia. El baile entre lo mágico y real, las creencias respecto a la religión, la vida marital, la sanación, los dichos propios de la región, las cuestiones familiares y enredos políticos, hacen de esta historia un conjuro que personalmente considero sublime. Sin lugar a duda, de lo que más me llegó al alma, fueron las historias de las mujeres, cada una tan diferente a la otra, siempre esperando cuidar de los suyos a su forma, viviendo su soledad, y llevando su vida con los pañitos que ellas mismas quisieron colocar. Realmente es muy emotiva y sus líneas están cargadas de muchos mensajes que afloran sin necesidad que, como lector nos esforcemos en entenderlos. Y siii… para mi es un logro no solo haberlo terminado, sino también disfrutado lentamente y ahora admirarlo.


Chann... Hace mucho pienso en esta reseña. Es uno de mis primeros libros de los Clásicos o esos que se supone que tenes que leer antes morir. Lo leí a los 14 años, como lectura asignada. Lo recuerdo perfecto. Me pareció demasiado y pensé que mi profesora estaba loca. Con el tiempo me di cuenta que no era locura, era esperanza y motivación para hacer de sus alumnos personas con pensamiento propio. Ella acompaño la lectura con clases sobre el contexto del autor y sobre nuestra historia latinoamericana. El caso es que si bien era de los primeros libro que pensaba reseñar, no lo hice. Tampoco lo califique. Me dio miedo. Porque yo no me enamore de cien años de Soledad. Recuerdo más las clases sobre nuestra rota Latinoamérica que el libro en si. Tampoco lo odié y puedo reconocer la pluma extraordinaria de Gabo, pero no me conquistó. Cada vez que veía comentarios o reseñas sobre lo especial del libro me sentía más "presionada" a mirarlo con otros ojos o quizás volver a leerlo, darle otra oportunidad. La cuestión es que en realidad no quiero. No quiero, no quiero leerlo de nuevo y tampoco puedo decir algo que no siento. Quizás me baje puntos como lectora. Quizás no encajo con el realismo mágico. Quizás fue la edad en que lo leí. Quizás no entiendo nada de literatura. Lo que si me quedo de esa clase es pensamiento propio y la realidad es que no pude llegar a sentir a la familia Buendía. Asi que comunidad aqui la reseña de esta oveja negra.


#4 Cuando repaso las páginas de esta novela, es añorar el lugar donde nací, no por esperar que un familiar tenga cola de cochino, algo que no estaría del todo mal, porque las vivencias narradas tienen similitud con los pueblos alejados de las grandes urbes, los cuentos de los abuelos con sus personajes míticos en acontecimientos inverosímiles. Al conocer la inspiración del autor, se comprende ese sentimiento de anhelo que contiene su obra. Este libro no tiene desperdicios, desde las primeras palabras: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo", hasta el cumplimiento de la profecía del nacimiento de cola de cerdo, es una montaña rusa de emociones, sentimientos y hechos, los cuales van mostrando la evolución del pueblo de Macondo desde su fundación, pasando por el auge con tren incluido, y por último, su decadencia. Es el ciclo de la vida, el ciclo del cambio de mentalidad del campo por la ciudad. En el entramado familiar de los Buendía, se ven las excentricidades, los dilemas morales o culturales, aunque en Aureliano Buendía se manifiestan todas las creencias de los abuelos, el no bañarse después de comer, el reposo... En fin, es un deleite pasar palabra por palabra, hecho por hecho, reflexión tras reflexión, pero sobre todo el impulso de que todo será mejor, aunque una macabra profecía pese sobre nuestras cabezas.


Un genialidad de García Márquez. No me sorprende que sea el libro más leído en las bibliotecas de ALIBRATE después de El principito. Es una catarata de historias de entusiasmo, de amor, de pobreza, de lucha, de todo lo que ocurre en América Latina. Me enamoró el entusiasmo incansable de José Arcadio Buendía. O la vocación perseverante por la lucha de Aureliano Buendía, que "peleó 32 batallas, y perdió las 32". Genial.


Me ha encantado..!!! La historia de una familia muy peculiar que va de generación en generación... Con unos personajes muy especiales y superconseguidos... No puedes parar de leer, hay partes tristes, otras divertidas, otras entrañable.. Hace que vivas la historia con los personajes... Es maravilloso.. Nose puede explicar.. Hay que leerlo.


Cien años de Soledad es una novela que narra la historia de la peculiar familia Buendía en el pueblo de Macondo. Una aldea fundada por el cabeza de familia, y lugar de donde parte la historia. No es un libro fácil de leer, es denso, complejo y al principio tuve mucha dificultad para seguir leyendo y conectar con los personajes (no sé cómo no me rendí), pero tras cierta insistencia la historia se volvió cautivadora y la lectura más agradable. Me encantó la metáfora con la historia cíclica de América Latina, una reflexión muy necesaria, y el final del libro es muy sorprendente. Sin duda, es uno de esos libros que hay que leer más de una vez para poder extraer toda la riqueza de la obra. No es fácil, pero merece la pena. “El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.”


Mi novela preferida. Descubrí y leí Cien años de soledad a los 17 años. Me maravilló el mundo mágico que recrea el escritor en la tb mágica Macondo de la mano de la familia Buendía. Nunca he olvidado a Aureliano Buendía y sus pesaditos de oro de la soledad, a Úrsula la gran matriarca, a Amaranta Úrsula y sus baños diarios. Una novela grandiosa.


Publicada en Buenos Aires en 1967, la quinta novela de Gabo y su obra maestra, imposible anticipar la asombrosa repercusión que obtendría, se convertía en tiempo muy breve en uno de los títulos capitales de la literatura de todos los tiempos. Y es que CIEN AÑOS DE SOLEDAD es un relato que va más allá de una historia familiar, las generaciones de los Buendía es la piedra angular en torno a la creación, evolución y decadencia de un pueblo, reflejo de un mundo triste con retazos a una constancia poética de su infancia y a la vez del tortuoso devenir del pueblo latinoamericano a lo largo del pasado siglo. La crónica histórica y la fábula, la realidad y la fantasía invaden todo el relato, todo ello se entremezcla acompasado por el portentoso dominio de la narrativa del autor, el tiempo lineal y el tiempo cíclico propios de una leyenda. La idea de García Márquez era "lograr un clima en el que lo extraordinario entrara en lo cotidiano", y en eso consiste verdaderamente el "realismo mágico". Compuso su obra imperecedera en México, donde permaneció voluntariamente encerrado durante dieciocho meses con su máquina de escribir portátil. Una historia para degustarse varias veces, que bien vale un Nobel de Literatura.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Los había visto al pasar, sentados en las salas con la mirada absorta y los brazos cruzados, sintiendo transcurrir un tiempo entero, porque era inútil dividirlo en meses y años, y los días en horas, cuando no podía hacerse nada más que contemplar la lluvia".

Publicado por:

julia1955

Si no temes a Dios, témele a los metales.

Publicado por:

Claudia Kostas

Había escampado, pero aún no salía el sol.

Publicado por:

Claudia Kostas

El coronel aureliano Buendía promovió treinta y dos levantamientos armados y los perdió todos. Tuvo diecisiete hijos varones de diecisiete mujeres distintas, que fueron exterminados uno tras otro en una sola noche, antes de que el mayor cumpliera treinta y cinco años.

Publicado por:

Rafa perez

"Locamente enamorados al cabo de tantos años de complicidad estéril, gozaban con el milagro de quererse tanto en la mesa como en la cama, y llegaron a ser tan felices, que todavía cuando eran dos ancianos agotados seguían retozando como conejitos y peleándose como perros".

Publicado por:

julia1955

Todavía no tenemos un muerto—dijo el—. Uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo tierra.

Publicado por:

Rafa perez