RELIGIÓN Y FILOSOFÍA

CASTELLIO CONTRA CALVINO: CONCIENCIA CONTRA VIOLENCIA

STEFAN ZWEIG

Calificar
9,4 9 votos

Sinopsis

«Tolerancia frente a intolerancia, libertad frente a tutela, humanismo frente a fanatismo, individualismo frente a mecanización, conciencia frente a violencia? Todos estos nombres expresan una opción que en última instancia es la más personal y la más íntima, la que para todo individuo resulta de mayor importancia: lo humano o lo político, la ética o la razón, el individuo o la comunidad.» Con estas palabras sella Stefan Zweig uno de sus libros más sugestivos e inquietantes, ?Castellio contra Calvino?, revisión histórica de una controversia que trasciende las circunstancias de una época?las de un siglo XVI dominado por tensiones teológicas y abusos de poder que cristalizan en el asesinato de Servet?para convertirse en el planteamiento de una cuestión genérica y constitutivamente humana: la defensa de la libertad espiritual frente a la violencia ejercida desde el poder.

Año de publicación:2012

2 reseñas sobre el libro CASTELLIO CONTRA CALVINO: CONCIENCIA CONTRA VIOLENCIA

Tiempo de la Reforma Protestante. Un francés - a sus 24 años en 1533 - huye y se instala en Ginebra, Juan Calvino. Este antiguo compañero de estudio de San Ignacio de Loyola y de Erasmo de Rotterdam en el Colegio de Montaigu ( París), será el adalid de la intolerancia, el fanatismo y la censura. Vestido siempre de negro encarnaba toda represión de vida, sensualidad, afecto y sensibilidad. ( Dice Zweig: "El asceta es el tipo más peligroso de déspota"). Este individuo totalitario convierte con el tiempo a Ginebra en una teocracia donde llega a instalar una especie de "Gestapo eclesiástica". Miguel Servet ( español, conocido por su contribución al descubrimiento de la circulación sanguínea y pulmonar) con posturas más radicales que Calvino, es llevado por éste - alter ego de Torquemada - a la hoguera a sus 44 años. Balzac llegará a afirmar que el terror religioso de Calvino estremeció más que la orgía de sangre de la Revolución Francesa. La sociedad queda tan estéril por obra de este "castrador del impulso artístico" que por 2 siglos no surgirá ni pintor, ni músico ni artista famoso. Sólo con el tiempo nacerá en Ginebra en 1712 Juan Jacobo Rousseau, el polo opuesto espiritual de Calvino. Paradojas de la historia: Voltaire a sus 60 años en 1754 encontrará refugio en Ginebra !! Sebastián Castalión, un hombre sabio, admirado por Montaigne y por Melanchton ( el "abuelo" de la reforma Protestante) será desde su soledad el que se oponga con escritos "insuperables" sobre la TOLERANCIA ( adelantándose en siglos a Locke y Hume) a la maquinaria religioso-estatal de represión de Calvino. Castalión, docente en la Universidad de Basilea, un humanista de enorme talla, muere a los 48 años en 1563: 9 años antes que la famosa matanza de San Bartolomé, el climax de la intolerancia religiosa. Sin Calvino y su influjo, no hubiera escrito Max Weber su reconocido libro La ética protestante y el espíritu del capitalismo, en 1905. Holanda, 50 años después de la muerte de Castalión, en 1613, hará resurgir al autor de "los escritos más sublimes que jamás hayan sido compuestos contra la tentativa de esclavizar a la palabra por medio de la ley", a decir de Zweig. Es un hecho que Descartes y Spinoza abrevaron en el oasis de humanismo de Castalión. El triunfo - a la larga - de "Un mosquito contra un elefante", frase de Castalión en su escrito contra Calvino.


En 1553 Miguel Servet publicó su obra Christianismi Restitutio. Servet ya había mantenido años antes un intercambio de cartas con Calvino, en las que Servet le instaba a que rechazase el dogma de la Santísima Trinidad. Calvino suspendió ese intercambio epistolar considerando las ideas de Servet como heréticas, y cuando más tarde se publicó Christianismi Restitutio, Calvino hizo llegar a la Inquisición francesa, a través de su ayudante De Trye, algunas de las cartas que le había remitido el español. Ése mismo año fue detenido por la Inquisición de Lyon, siendo interrogado y encarcelado en Vienne; el 7 de abril logró evadirse y partió en dirección a Italia. Durante su camino, hizo escala en Ginebra, donde el 13 de agosto fue reconocido en la iglesia donde predicaba Calvino y fue detenido y juzgado por herejía. Calvino instigó al juicio en contra de Miguel Servet, y apoyó la sentencia de que fuera quemado junto con sus libros en la hoguera, pese a que esta práctica era repudiada por la mayoría de las congregaciones protestantes. De este modo Miguel Servet fue condenado y sentenciado a morir en la hoguera el 26 de octubre de 1553, pena ejecutada al día siguiente en la plaza de Champel, siendo la primera ejecución por herejía de la Iglesia Reformada. Aunque Miguel Servet fue el principal precursor espiritual del unitarismo moderno, Sebastián Castellion al defender el derecho de Servet y de cualquier persona que pensara diferente a él mismo, a disentir, fue el primer pensador moderno de la Reforma protestante. En cuanto a la Filosofía, fue precursor de los grandes racionalistas clásicos, como fueron Spinoza y Descartes. En el siglo XX ha destacado la recuperación de Stefan Zweig. El escritor vienés publicó en 1936 en alemán el libro Castellio contra Calvino en rendido homenaje al que fuera, junto con Erasmo, uno de los primeros pensadores en hacer de la tolerancia el principio rector de su obra y su vida y en crítica amarga y abierta contra el nazismo y su brutalidad. En la introducción al libro Zweig escribió: "Desde el punto de vista del espíritu, las palabras 'victoria' y 'derrota' adquieren un significado distinto. Y por eso es necesario recordar una y otra vez al mundo, un mundo que sólo ve los monumentos de los vencedores, que quienes construyen sus dominios sobre las tumbas y las existencias destrozadas de millones de seres no son los verdaderos héroes, sino aquellos otros que sin recurrir a la fuerza sucumbieron frente al poder, como Castellion frente a Calvino en su lucha por la libertad de conciencia y por el definitivo advenimiento de la humanidad a la tierra".