Sinopsis de BUTTER

Butter tiene 17 años y pesa 190 kilos. Su madre trata de hacerle feliz a través de la comida y su padre no le dirige la palabra desde hace años. Antes, trataba de sobrevivir al instituto por las mañanas y, por las noches, tocaba el saxofón a la luz de la luna, mientras pensaba en la chica de la que está enamorado. Y ahora, Butter es el chico más popular del instituto. Aunque esa popularidad tiene fecha de caducidad: Nochevieja. La noche en la que prometió conectar su webcam y cumplir su plan de comer hasta morir, la noche por la que todos lo admiran y la noche que tanto miedo le da.

2 reseñas sobre el libro BUTTER

Tenía este libro pendiente desde hace muchos años .La historia y el mensaje es perfecto para que lo lean los adolescentes en los institutos. Mi problema esta en el protagonista "Butter", me ha caído fatal desde el principio. Una persona egocéntrica que culpa a los demás de sus problemas. Lo que más me molestó es que esas personas maravillosas tienen toda la buena intención de ayudar a Butter, pero este le entra por un oído y le sale por el otro. Lo recomiendo pero con cuidado, trata el suicidio y los trastornos alimenticios.


Me ha impresionado mucho este libro, no pensaba que me iba a enganchar tanto como lo ha hecho no que iba a empatizar tanto con el personaje principal. Recuerda cuando estabas en la adolescencia y querías encajar con los grupos de populares y como puedes llegar hasta tal extremos por encarga. SPOILER tengo que decir también que la parte final me ha parecido peligrosa, seguramente si lo hubiera leído con 16 años hubiera sido perfecto pero siendo un poco más madura es bastante peligroso que se trate del suicidio y que se romantice, es decir que se solucionen algunos problemas gracias a él, en este tipo de lecturas y sobre todo para el público que va dirigido debe llevarse mucho cuidado como se tratan estos temas.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ERIN LANGE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL


FRASES DEL LIBRO BUTTER

No le das a nada una oportunidad, porque tienes miedo de que te decepciones. Y por eso comes. Porque la comida nunca te decepciona.


Publicado porLectora Nocturna

Ya no tenía hambre, pero no estaba lleno. Era como si con cada bocado me sintiera más vacío.


Publicado porLectora Nocturna