Calificar:

6,3

8 votos

Sinopsis de BESARTE EN ROMA

Eva es una chica moderna, independiente, motera y boxeadora, poco o nada interesada en enamorarse. Heridas en el pasado de su alma se encargan de recordarle que los hombres son infieles por naturaleza. Javier es propietario de una multinacional. Con un hijo del que hacerse cargo y un divorcio traumático a sus espaldas, ha decidido que el amor no está hecho para él. El CNI investiga un caso de contraespionaje en la Costa del Sol. Alguien se está encargando de suministrar identidades falsas a espías internacionales que se camuflan entre la población, comprometiendo la seguridad nacional. ¿Podrá el destino caprichoso, el interés del estado y sobre todo, la romántica ciudad de Roma, unir a un par de testarudos erizos? ¿Podrá Eva olvidar que Javier se encuentra en los primeros puestos de la lista de sospechosos?

5 reseñas sobre el libro BESARTE EN ROMA

Uff a ver como explico mi sensación al leer este libro. Tengo que decir que la sinopsis me encantó, hay partes que me pareció entretenida la novela, pero otras se me hizo muy pesado y repetitivo. Me han sobrado 200 páginas. . "Besarte en Roma" es un ejemplo de la buena salud que goza el chick lit en nuestro país. . De una de las autoras más sólidas de la literatura romántica en España, nos llega su novela más redonda, divertida y excitante, que no podrás dejar de leer. . Duelos dialécticos, erotismo, humor, romance. y una química electrizante entre unos protagonistas que amarás sin remedio. Eva es una chica moderna, independiente, motera y boxeadora, poco o nada interesada en enamorarse. Heridas en el pasado de su alma se encargan de recordarle que los hombres son infieles por naturaleza. Javier es propietario de una multinacional. Con un hijo del que hacerse cargo y un divorcio traumático a sus espaldas, ha decidido que el amor no está hecho para él. El CNI investiga un caso de contraespionaje en la Costa del Sol. Alguien se está encargando de suministrar identidades falsas a espías internacionales que se camuflan entre la población, comprometiendo la seguridad nacional. ¿Podrá el destino caprichoso, el interés del estado y sobre todo, la romántica ciudad de Roma, unir a un par de testarudos erizos? ¿Podrá Eva olvidar que Javier se encuentra en los primeros puestos de la lista de sospechosos?


Besarte en Roma nos trae por una parte a Eva, una chica que pese a venir de una familia con poder adquisitivo y aún en contra de su familia y sus hermanos, le gusta la sencillez por lo que vive en una caravana en compañía de Tony y Braxton sus dos peludos pastores alemanes. Es una chica independiente, fuerte, decidida y que no cree en los hombres pues piensa que todos son infieles por naturaleza por lo que enamorarse no entra en sus planes y prefiere la libertad de las aventuras de una sola noche. Trabaja en una compañía de servicios hasta que un día, un viejo amigo de la familia y agente del CNI se pone en contacto con ella para proponerle ser reclutada como espía para la empresa en la que trabaja, ya que alguien está utilizando dicha empresa para proporcionar documentación falsas a espías extranjeros. Por otro lado tenemos a Ja-vi-er -ojo y le llamamos Javi porque el Monolito se cabrea x'D- es un padre de familia que adora a su hijo de ocho años, Gonzalo. Es tan trabajador como protector y es que hace cinco años su ex mujer los abandonó a ambos para cumplir su sueño de modelo y vivir su vida en Nueva York, desde entonces para los planes de Javier no entra el enamorarse. Es dueño de la gran multinacional para la que trabaja Eva, pero al estar en distintos edificios no saben de la existencia del otro. Desde el primer encontronazo de estos dos vemos cómo, más que saltar chispas, se enciende una central eléctrica cada vez que se juntan, lo que nos proporcionará risas por doquier con esa guerra dialéctica en la que se embarcan cada vez que se ven. Al Eva aceptar el trabajito que se le propone como infiltrada del CNI, es trasladada al mismo edificio donde trabaja Javier y tendrán que aprender a convivir dentro de la empresa, algo difícil para ellos, pues él se la tiene jurada desde sus primeros encontronazos y ella sabe que su jefe es uno de los que encabezan la lista de sospechosos del caso de espionaje. Por casualidades del destino, se embarcarán en un viaje de negocios a Roma en el que firmarán la paz de mutuo acuerdo "por el bien de la empresa" pero que a través de este viaje tendrán la oportunidad de conocerse. En este viaje la autora seguirá dándonos escenas tan divertidas entre los protagonistas y toda la tensión sexual que fluye a su alrededor pero también otras escenas preciosas con las que poco toda esa tensión se irá convirtiendo en algo más. Todo esto mezclado con ese aura de misterio que envuelve todo el caso del espionaje que nos hará desconfiar de todos los personajes ya que en algún momento u otro ninguno se salva de que pensemos que tienen algo que ocultar, pero no es hasta el final que la autora con tremendo giro que le da a la historia nos descubre al topo. Debo decir que en algún punto de la historia me olí que uno de esos malos era el culpable pero lo que no me imaginé es el as bajo la manga que escondía la autora con el que logró sorprenderme sin duda. La historia está narrada en tercera persona, menos el epílogo que nos lo narra la propia Eva. Este detalle al principio me chocó pues prefiero la narración en primera persona ya que me permite conectar mucho mejor con los protagonistas, pero en este caso, quedó perfecto. Pues vemos como a parte de la relación de Eva y Javier y la investigación de espionaje, la autora va intercalando otras tramas como la historia de Gonzalo al aparecer su madre después de cinco años viviendo su vida; la de la mejor amiga de Eva, Ana Belén o incluso la de la propia madre de nuestra protagonista, Bella Kerr. En este caso la narración en tercera persona nos ayuda a vivir mejor cada una de estas historias y terminar de conocer las situaciones de cada uno de los personajes por muy secundarios que sean. Como peros a la historia diré que a mitad del libro me has sobrado unas cuántas páginas y es que llegó un punto que parecía que no avanzábamos en la guerra de desconfianza de los protagonistas. Además los personajes me han encantado todos, cada uno por muy secundario que fuera vemos como aportan algo a la trama en algún punto pero es que también es verdad que me quedé con la sensación de que necesitaba algo más de ciertos personajes, como Ana Belén o Bella Kerr, me hubiera gustado saber un poco más sobre como siguen sus historias. Este es un libro que me ha encantado pese a esos detallitos que os comentaba antes. Ha sido una historia bastante amena que entre risas nos permite viajar a Roma para vivir unas escenas preciosas de la mano de nuestros protagonistas. Sobre todo me ha encantado la parte del viaje en el que van nombrando las partes que visitan con todo y cada una de las leyendas que nombran.


A quién le guste el cliché de chica y chico que no buscan nada, orgullosos e independientes, y que se acaban enamorando este es su libro. He de decir que me ha hecho reír, sorprenderme y pasar un buen rato, pero en ciertos momentos la historia se me hace muy pesada y parece que no quiere llegar al final, y cuando este llega lo termina muy deprisa. En resumen, para pasar una tarde (o varias) de domingo está bien.


Comencé a leer este libro sin haber leído la sinopsis, simplemente deje que me sorprendiera. Eva es un personaje que me encanto, una tarde sale a correr con sus dos pastores Alemanes (amo, tengo un uno, se llama Alex) y ve a un niño – Gonzalo - solo, esperando a su padre en la puerta del colegio. Ella de buena manera le ofrece llevarlo a su hogar, una caravana en medio de una finca, ya que una tormenta se aproximaba, claro está que le avisaron a su padre sobre el paradero del niño. Eva enojada ante la irresponsabilidad del padre, no duda en darle una buena lección apenas llegará. Javier es un hombre dedicado a su trabajo, se retrasa en el mismo y va corriendo a buscar a su hijo. Eva al verlo se queda impresionada (obvio, sino, no sería una historia de Amorf) pero sin duda con su astucia y malicia, hace que se sentencien al odio.Un viejo amigo de la familia de Eva, ha regresado, la contacta y le pide que la ayude a averiguar sobre un posible caso de falsificación de identidades para espías en la empresa donde ella trabaja; a duras penas, Eva acepta.Cambiándose de lugar en la empresa, se da cuenta que su odioso “enemigo” es su jefe, intenta todo lo posible para subir de jerarquía, ya que un viaje a Roma se presenta y ella debe hacer lo posible para averiguar más acerca de la empresa. Dejando sus diferencias de lado, ambos hacen un gran equipo y bueno, el amor se presenta.Repito, ame el personaje de Eva, le encanta el boxeo, hace muffins cuando está preocupada (repostería) y ama los animales, es enojona y arrancona, sin duda me sentí identificada con ella. Más allá del dinero que posee su familia, ella es una mujer sencilla que prefiere vivir en un pedazo de parcela, eso sí, ama los zapatos caros y los colecciona. Javier, por otro lado, es un hombre que prefiere pasar las noches con distintas mujeres pero no está interesado en enamorarse para que le rompan el corazón, hasta que nuestra protagonista entra en escena.Me divertí muchísimo con esta historia, ame los personajes y sus amigos, especialmente a Rubén, me hizo reír muchísimo. Por ahí hubo partes en que se ponía denso, donde el Amor-Odio de los protagonistas te desesperaba y hacia que la lectura se volviera lenta.Si bien a muchos no les gusto que agregara la parte del “espionaje” a mi parecer fue muy de película y una parte que se desarrolla casi al final pero qué más da, los escritores tiene el poder en su historia.De todas formas me encanto.


Me encantó, cada personaje con su característica que te hace querer leer más y más!


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA