LITERATURA CONTEMPORÁNEA

ARRANCAD LAS SEMILLAS, FUSILAD A LOS NIÑOS

KENZABURO OE

Calificar
8,4 28 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de ARRANCAD LAS SEMILLAS, FUSILAD A LOS NIÑOS

La primera novela del más celebrado escritor japonés viviente, Arrancad las semillas, fusilad a los niños narra las proezas de quince chicos adolescentes de un reformatorio, evacuados en tiempo de guerra a un remoto pueblo de montaña, cuyo alcalde cre

Año de publicación:1999

7 reseñas sobre el libro ARRANCAD LAS SEMILLAS, FUSILAD A LOS NIÑOS

Resumen: Japón. Segunda Guerra Mundial. Un grupo de adolescentes en un reformatorio son evacuados y llevados a un pueblo de las montañas. Estando allí, se declara una epidemia y todos los habitantes del pueblo huyen y los dejan encerrados en el pueblo. A partir de ese momento tendrán que aprender a convivir e intentar construir una vida autónoma. ¿Lo conseguirán? Opinión: Kenzaburo Oe escribió esta novela a los 23 años en 1958. Fue su primera novela. En 1994 recibió el Premio Nobel de Literatura. “Arrancad las semillas, fusilad a los niños”. Nos encontramos ante una obra breve con mucha fluidez narrativa. En cada capítulo te adentras en la historia y siempre te deja con la miel en los labios. Una epidemia amenaza el pueblo, por lo que sus habitantes deciden abandonarlo durante la noche, dejando a este grupo de adolescentes solos en un lugar que no conocen, sin ningún adulto que les ayude a sobrevivir. Tendrán que buscarse las mañas para ir sobreviviendo día a día. El autor no da demasiados datos del pasado de estos niños ni del lugar en el que se encuentran; sin embargo, su forma de ambientar es muy buena y te permite transportarte a un lugar del Japón rural que el propio lector va creando en su imaginación. Además, desconocemos todo acerca de esta supuesta enfermedad. Esto es algo que si eché de menos. Da demasiadas pinceladas de todo, pero no profundiza en casi nada. Si que me hubiera gustado que el libro hubiera sido algo más largo y poder conocer más cosas de esta fascinante historia. Hubo momentos que encontré alguna similitud con “El señor de las moscas” de William Golding por ser también niños (adolescentes en este caso) solos luchando por sobrevivir. Es una buena novela, cruda y muy realista y explícita en algunas partes; pero que debido a su ágil lectura no te durará mucho.


Ambientado en Japón durante la Segunda Guerra Mundial , cuando debido a los bombardeos en la ciudad , un grupo de chicos de un reformatorio es evacuado a un pueblo de las montañas .Los campesinos ante la amenaza de una epidemia huyen dejándolos solos.Es un libro duro y desolador que trata la perdida de la inocencia , del abandono ,la crueldad y la muerte.Inútiles los intentos de construir un futuro. Desgarrador.


Terrible lo que la guerra hace al ser humano, inaceptable lo que hace a los niños, la prosa es exquisita, el tema escalofriante, Resultado de la guerra, la pérdida del más elemental sentido de la humanidad. En esta novela se narra un bombardeo que acaba con un hospicio, los sobrevivientes, deambulan por los poblados cercanos, finalmente son acogidos en uno que eventualmente es evacuado como resultado de las pésimas condiciones se desata una epidemia entre los niños, y la máxima autoridad del pueblo sugiere la frase que da título al libro, la inocencia, la fe, la confianza, esas son las semillas qué indefectiblemente son arrancadas..... Imposible no remitirme a “ El señor de las moscas “ y a la fotografía de la segunda guerra mundial del niño cargando a su hermanito, todo un choque emocional. .....


Me ha recordado en el trasfondo a El Señor de las Moscas de Golding, esa cruedad en unos niños que, esta vez, aparece en respuesta al aún más miserable y cruel comportamiento de los adultos, niños que intentan sobrevivir y superar el hecho de que sus vidas no tengan valor ninguno. El lenguaje usado es muy sencillo y fácil de leer.


Es una historia de horror y muerte, de esas que se quedan revoloteando por tu cabeza tiempo después de haberlas leido, con momentos muy crueles pero descritos con un  lenguaje bello y sublime que dulcifica el relato  y lo hace entrañable. Excelente libro.


Este fue un libro duro de leer, no por el estilo, ni la narrativa, sino por el tema que trataba. Me tuvo con el alma en vilo y sin poder comprender el actuar de los personajes. Empezé a leer a más escritores japonés después de este libro.


Libro sencillo y directo


Más libros del autor KENZABURO OE


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA