Calificar
7,9 45 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de APEGOS FEROCES

Gornick, una mujer madura, camina con su madre, ya anciana, por las calles de Manhattan, y en el transcurso de esos paseos llenos de reproches, de recuerdos y complicidades, va desgranando el relato de la lucha de una hija por encontrar su propio lugar en el mundo. Desde muy temprano, Gornick se ve influenciada por dos modelos femeninos muy distintos: uno, el de su madre; el otro, el de Nettie. Ambas, figuras protagónicas en el mundo plagado de mujeres que es su entorno, representan modelos que la joven Gornick ansía y detesta encarnar, y que determinarán su relación con los hombres, el trabajo y otras mujeres durante el resto de su vida.

Año de publicación:2010

8 reseñas sobre el libro APEGOS FEROCES

Apegos Feroces Una novela en primera persona, donde la protagonista cuenta su historia de auto ficción como ella misma la describe. Llegó a mis manos, primero por que este tema de novelas de madres e hijas me gusta mucho. Segundo por que tengo una madre y también una hija, qué si me vi en la historia? Por supuesto que ahí estaba yo, siendo hija y siendo madre. Tercero me encantan los libros donde se emiten tantas opiniones , tantas posiciones, tantos puntos. Esta escrito en tres tiempos -El presente de Vivian y su madre caminando por Manhattan. -La niñez y juventud de Vivían absorbiendo todo lo que vive y siente en esos momentos. - Su vida amorosa y profesional, sus más recónditos sentimientos y secretos, su manera de amar y expresar lo que la vida le enseñó de todo cuanto vivió, su gran soledad, pero también su infinita sinceridad en sus sentimientos y emociones. Su familia judía, sus costumbres Ítalo americanas, su entorno, su vecindad, una infancia citadina en la confianza del día a día. La descripción de una New York callejera cuadra a cuadra, sector por sector. Hubo momentos de la madre fascinantes algo dramaturgos donde ella no permitía que nadie más tuviera el reflector, solo ella. Y Vivian se cargaba todo el peso de las tristezas de su madre no sabía cómo no hacerlo así supiera que no estaba bien. El vínculo madre e hija demasiado fuerte con unos diálogos llenos de ácido, resquemor y reproches de lado y lado. La obra me gustó mucho, la disfruté, la re leí, la analicé, no es mentira que las relaciones madres e hijas no son perfectas, acá no encontré personajes ni buenos ni malos, los sentí humanos, y en ocaciones poco coherentes, ningún personaje es perfecto ni vulnerable frente a los lectores. Una Vivian con muchas ganas de romper esquemas, de salirse del patrón o rectángulo, pero que sin darse cuenta se veía repitiendo posiciones de su madre y de Nettie. La vemos cómo va trabajando en ella al punto de escribir cosas que la llenaban, y acabar con las relaciones amorosas tóxicas que tuvo y las narra de una manera veraz y franca. En el futuro voy a leer algo más de Vivian Gornick, me lo debo.


Hace dos años una amiga me dijo que tenía que leerlo pero que ese no era el momento y no se equivocaba. Hoy lo he empezado y no he podido dejarlo hasta terminarlo. Dolor y disfrute a partes iguales. Lectura imprescindible.


Relata uno de los vínculos más complicados, madre y hija. Fuerte. Claro. Simple y complejo.


Creo que es la primera vez que leo un libro de este estilo en mi vida, si no me equivoco se llama autoficción. Ha sido todo un descubrimiento para mi. Lo leí como recomendación, nunca había oído hablar de él ni de su autora, y me sorprendió gratamente. Si bien no tengo nada que envidiarle a la vida de nuestra protagonista, muchas de sus largas reflexiones me impactaron de un modo que no me esperaba. Me descubrí a mi misma viendo el feminismo con otros ojos y realmente si, he aprendido mucho. Me encontré también caminando por las calles de Manhattan, conociendo lugares que todavía sueño con poder ver en el futuro. Nueva York, te prometo que caminaré por tus avenidas y me sentaré a tomar café en algún bar, algún día. Si, ha sido un libro revelador y me gustó mucho. Repito, no es nada parecido a lo que estoy acostumbrada a leer, pero, sin duda, este género llegó para quedarse.


Hermosa novela. Hermosa descripción de la relación hija/madre . Cruda por momentos. Pero me gustó muchísimo. Además pasear por NY. Siempre es delicioso


'' Me dominaba. Me hacia reaccionar contra mi voluntad. Anhelaba alejarme de ella, pero no podía siquiera abandonar la habitación cuando ella estaba presente'' Apegos feroces es la historia de una mujer como cualquier otra atada a relaciones tóxicas. La peor sin duda, la de su madre, que la domina y le impone hasta el punto de condicionar su vida en muchos momentos. ' 'En su presencia sufría opresión en el pecho" "En ocasiones, no me llega a hervir la sangre. Me irrito, pero permanezco tranquila." Un libro que me enganchó con la esperanza de romper esos lazos feroces, de superarse a sí misma, aumentar el amor propio, la valía... A veces las similitudes y los paralelismos de algunas escenas congela la vida... Pero ahí es dónde se esconde el éxito del libro...


NY, la historia entre una hija y su madre. Una historia que como muchas otras historias de madres del mundo, está presente físicamente, pero carece de las habilidades emocionales para estar presente afectivamente. Transversalmente el libro aborda la vida de los judíos en Estados Unidos, el feminismo y las relaciones amorosas fallidas. Un libro que no puedes soltar desde que comienzas a leerlo. Posee una narrativa que te lleva de la mano y te hace imaginar a las mujeres peculiares de esta historia de manera vívida. Yo no soy una experta en literatura, pero amo leer, cosa que tal vez valga para decirles que este libro vale mucho la pena. Sobre todo, si eres madre y tienes una hija. O si la relación con tú madre no es la mejor, e incluso si no deseas ser madre. "-¿Qué dices, mi hija sabelotodo? - Lo que digo es que hoy en día el amor hay que ganárselo. Incluso entre madres e hijos." ♥️📖


Muy lindo libro. Para tenerlo en la mesita de luz y continuar hojeándolo.


También se buscó en BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


Frases del libro APEGOS FEROCES

Qué dices, mi hija sabelotodo? Lo que digo es que hoy en día el amor hay que ganárselo. Incluso entre madres e hijos.

Publicado por:

marcenes