1. ALIBRATE
  2. INFANTIL
  3. ANA, LA DE AVONLEA

Calificar:

8,3

109 votos

Sinopsis de ANA, LA DE AVONLEA

Desde que llegó a Tejas Verdes siendo una imaginativa niña pecosa de 11 años, que a pesar de su facilidad para meterse en líos se ganó el cariño de toda la gentede Avonlea, Ana se está haciendo mayor y llega ahora el momento de convertirse en una joven mujercita. A sus dieciséis años ha madurado mucho, aunque una gran parte de ella sigue siendo tan rebelde como su rojo cabello.En Ana, la de Avonlea, el tierno personaje creado por la canadiense L. M. Montgomery se enfrenta a nuevos retos como maestra de la escuela y fundadora de la Sociedad de Fomento de Avonlea, sociedad juvenil pensada para mejora del lugar. Su imaginación y su vitalidad seguirán haciendo que se vea envuelta en divertidos malentendidos y nuevos problemas que tendrá que resolver. Mientras Ana Shirley se convierte en mujer, sus aventuras y ocurrencias nos divertirán y tocaran nuestro corazón.

18 reseñas sobre el libro ANA, LA DE AVONLEA

Como podrán percatarse, este libro es la segunda parte de Ana la de Tejas Verdes, que sigue el mismo hilo argumental con el que se finalizó el libro anterior y les cuento un poco de qué trata el asunto. ⠀ ⠀ ¿𝑫𝒆 𝒒𝒖𝒆́ 𝒗𝒂 𝑨𝒏𝒂, 𝒍𝒂 𝒅𝒆 𝑨𝒗𝒐𝒏𝒍𝒆𝒂? ⠀ Ha pasado tiempo desde que Ana se ha graduado como maestra de la academia de la Reina. Ahora la dificultad de Marilla hace que se sientan más cercanas que nunca y ha encontrado su lugar como maestra de la escuela de Avonlea.⠀ ⠀ Es así, como cada día va conociendo nuevas personas absoluta e irremediablemente interesantes para su insaciable curiosidad y lleva a sus alumnos por el camino de la bondad, la honestidad y la amistad, para que sean alguien en la vida y que les vaya de la mejor manera posible. ⠀ ⠀ Pasando por una serie de acontecimientos a cada uno más entretenido que el anterior, Lucy M. Montgomery nos brinda más personajes con los cuales encariñarnos y no podremos dejarlos ir jamás.⠀ ⠀ Ana Shirley Cuthbert, Marilla Cuthbert, Davy, Paul Irving, Diana, Gilbert Blythe, no podía olvidarme de la señorita Lavendar, un personaje melancólico de solterona con alma de joven que nos sacará más de una sonrisa cuando leemos acerca de ella y su forma de ver su soledad.⠀ ⠀ Les cuento que este libro es completamente diferente de su antecesor. Y es que esta vez Lucy M. Montgomery nos lleva hasta la cúspide de la adolescencia de Ana, el cómo se ha vuelto maestra de la escuela de Avonlea para apoyar a Marilla y estar cerca de ella.⠀ ⠀ Creo que hemos visto más desarrollado lo que en el libro anterior se nos mostró sólo como una pincelada, y es que sentía que Ana había crecido demasiado rápido. Bueno, no. Sino que no explicaban demasiado sobre su juventud y en este libro podemos campar a nuestras anchas con los hechos diarios de la protagonista.⠀ ⠀ Y ese es un poco el problema, que venía buscando un romance desesperadamente por los atisbos que se habían mostrado en la entrega anterior, y lo cierto es que no lo he encontrado. Cabe recalcar la importancia de la amistad en el libro, cosa que sigue encantándome.⠀ ⠀ Me ha agradado leer sobre Ana, sí. Creo que su personaje ha tenido un inmenso crecimiento y lo he disfrutado de sobremanera pero tenía ganas de algo más emocionante. La prosa es rápida de leer, cuando menos piensas ya estás llegando al final ya que se va volando entre tus manos una vez que lo empiezas.⠀ ⠀ “A veces pienso que no vale la pena hacer amigos. Se van de nuestra vida después de un tiempo y dejan una herida mucho más dolorosa que la soledad anterior a ellos.”


Como mantener la emotividad y la ternura del primer libro? Nada de eso, en esta segunda parte como en la vida nada sigue su logica, aparecen nuevos personajes y otros dicen adios, Ana deja de ser una niña y empieza a madurar...pero al contrario a lo que todos asumimos como madurar, sigue con su espiritu intacto, soñadora, alegre, y triste cada tanto. Tocando todos los corazones que la rodean. Hacia mucho tiempo que no leia unos libros con tanta naturalidad y el tiempo fluyera entre sus paginas


Ana la de Avonlea continúa con el hilo argumental que la autora nos presenta en la primera entrega. Aquí, Ana ha crecido, tiene 16 años, muestra un poco más de madurez, aunque sigue siendo una chica tierna, alegre, un poco rebelde y soñadora; vemos como su imaginación y su vitalidad la llevarán a vivir algunos malos entendidos y nuevos problemas que tendrá que resolver. Pero, también enfrentará nuevos retos al ir a la academia de la Reina y graduarse como maestra; la dificultad de salud de Marilla hará que Ana tome una decisión trascendental en su vida; Marilla adoptará unos gemelos; Ana siendo tan joven asume el cargo de maestra en la escuela, fomentando valores en la vida de sus estudiantes para que sean personas de bien y funda la Sociedad de Fomento de Avonlea en compañía con otros jóvenes de la localidad, que tiene como fin embellecer más el lugar donde viven; la dulce y encantadora Ana conoce nuevas personas con quienes fortalece lazos de amistad y estos se ganan el cariño del lector. Por como se dieron las cosas en la historia en la siguiente entrega tendremos gratas sorpresas.


¿Puedo sentirme decepcionada porque cierto personaje no me cae bien? I think so. El libro me gustó, pero evidentemente no me produjo lo mismo que el primero. Lo leí rápido, pero uno de los nuevos personajes simplemente no me lo terminé de tragar y justificadamente, creo yo. Ana sigue creciendo y nos deja acompañarla en el proceso. Comete errores, aprende, tiene aventuras, se ríe, llora y los lectores podemos sentirnos parte de todo. Personajes nuevos como el Sr. Harrison y Paul fueron de mis favoritos. Espero con ansias que el siguiente libro me vuelva a emocionar como el primero porque existe una historia muy bonita en las páginas escritas por Lucy. 🥰


Me quedó debiendo un poco. Mas quede Ana, se centra en nuevos y viejos personajes a su alrededor, que de una u otra manera influyen en su paso de la niñez a una adolescencia un poco tardía.


Este es el segundo libro de la serie Ana de las Tejas Verdes y siempre he querido que algún autor desarrolle la vida de su personaje principal. Mi deseo se ha cumplido, ya que la serie de libros cuenta con 8 libros y un par de relatos que complementan la historia de Ana. En este libro Ana ya es una adolescente de dieciséis años, ha madurado y ha logrado ganarse el cariño de la gente de Avonlea (luego de superar algunos problemas y malentendidos). También está cosechando los frutos de su dedicación académica y tiene planes para seguir estudiando, pero se presentan curvas en su camino. Sin ellas la vida no muy sería interesante.


La pluma de esta increíble escritora es magníficamente rápida y entretenida; esta vez conocemos un poco más de la isla, con nuevos lugares y personajes que no dejan de dejar una pequeña enseñanza y Ana como siempre, no tiene corazón para ser mala. Pero mientras iba pasando la lectura, llegué en un punto donde los capítulos no se unían, pasando a ser relatos, la mayoría de las cosas se resolvía muy rápido, y fue exactamente en los últimos 11 capítulos, donde todo volvía a tener conexión. De los personajes, ame la mayoría, uno me sacó de quicio, otro quería matarlo y todo el ciclo hasta que después los llegué amar a todos. Es lo que me gusta de estas historias, la evolución de cada personaje. Aunque si debo de admitir que hubo partes donde me quedaba dormida, y no es un libro que volvería a releer; hubieron partes geniales como en otras no, pero esa chispa no apareció como el primer libro. Espero que el Marzo junto con el tercero sea mejor y esa chispa aparezca.


AMO, AMO, AMO. Seguimos con la historia de Ana. Ya no es más la chiquilla parlanchina que llegó a Tejas Verdes cuatro años atrás. Ha crecido, se ha educado y ahora es maestra en la escuela de Avonlea. Ayuda a Marilla, su protectora, a criar a un par de mellizos huérfanos, y va por ahí ganándose el cariño de las personas y entablando amistades muy profundas con almas gemelas. La verdad pensé que la historia no podía gustarme más, porque Ana, como joven adulta, ha dejado atrás las incansables conversaciones que tanto me divertían y ahora se convierte en una joven más serena y establecida, capaz de enseñar lecciones de moral a sus alumnos y mellizos protegidos, así como dar la bienvenida al romance. Sin embargo, gracias a unos cuantos sucesos se demuestra que Ana sigue teniendo el espíritu de la niña que alguna vez fue, como ella misma lo dice: He sido niña durante catorce años y llevo apenas tres de persona mayor. Creo que siempre me sentiré niña en los bosques. En este tomo, se agregan algunos personajes nuevos que hacen variar la historia librándola de caer en lo repetitivo y monótono (que considero con Ana nunca pasaría). De entre ellos destacan, claramente, los niños Davy y Paul. Gracias a ellos, no perdemos esa chispa de diversión con los comentarios que los niños hacen y las demostraciones de imaginación que Ana misma nos brindaba en el primer libro. Y sobre todo, amé como se desenvolvió todo para el señor Harrison y la señorita Lavendar Lewis. En conclusión, Ana de Avonlea superó las expectativas bajas que le tenia por una Ana crecida y cambiada, pues me sigue demostrando que no solo los habitantes de Avonlea le toman cariño por su personalidad, bondad y buenas obras, sino también yo, que estoy ansiosa de continuar con su historia.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR LUCY MAUD MONTGOMERY


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN INFANTIL


GREGOR 4

SUZANNE COLLINS

Calificación General: 9,4Por leer

EL TUNEL

ANTHONY BROWNE

Calificación General: 8,7Por leer

FRASES DEL LIBRO ANA, LA DE AVONLEA

Cada vez que se espera algo placentero, es seguro que desiluciona; nada ocurre cómo se espera. Pero también las cosas malas tampoco suceden como se las espera... Casi siempre resultan mucho mejor de lo que se piensa.


Publicado porNuryta

Todo lo que vale la pena tener da algún trabajo.


Publicado porSergio Fdez Gallego

Nuestra vida puede ser amplia o angosta, de acuerdo a lo que ponemos en ella, no a lo que obtenemos. La vida es rica aquí y en todas partes, sólo con que aprendamos a abrir nuestros corazones a su riqueza y plenitud.


Publicado porVale 09

Creo que en la vida, las pequeñas cosas hacen más daño que las grandes


Publicado porVale 09

¡Qué bellos son los bosques! ¡Hermosos árboles, os amo a cada uno de vosotros como si fuerais un amigo!


Publicado porvalentina03

El verdadero poema está en el alma que hay en él… y ese hermoso trozo es el alma de un poema no escrito. No se ve un alma todos los días… ni siquiera la de un poema.


Publicado porFeryances