Sinopsis de AMÉRICA

El viaje de un joven europeo a Nueva York para huir de las consecuencias de un amorío con una criada y con la voluntad de hacer fortuna y labrarse un futuro mejor. Sus aventuras surrealistas se iniciarán ya en el barco que le conduce al Nuevo Contienente y necesitará la ayuda de su tío, quien le ha invitado a Nueva York, para salir airoso del primer embrollo. Sin embargo, Karl Rossmann vivirá más situaciones disparatadas y de la mano de Franz Kafka recorreremos los diversos estratos sociales de la Nueva York de principios del siglo XX.

3 reseñas sobre el libro AMÉRICA

Si tuviera que resumir esta novela en una sola palabra, sin duda elegiría “desamparo”. Soledad también podría ser, una soledad hecha de imposibilidades, parecida a la de El Proceso. América es una novela inconclusa del genial Kafka, publicada póstumamente en 1927. Vale la pena leerla, es la historia de Karl Rossman, un joven europeo de 16 años que es obligado por sus padres a emigrar a los Estados Unidos. Llega en barco a Nueva York, y no cuento más…


Amerika (1927 Publicada en forma póstuma por Max Brod). Leí esta gran novela hará unos 40 años. Me reencuentro con ella en mi ampliación del universo kafkiano. «América» tiene mucho del «David Copperfield» de Charles Dickens: la aventura de un adolescente en el nuevo mundo el cual era la gran ilusión de los exhaustos europeos de la pobre, violenta y vieja Europa: América como la tierra de la aventura y de las grandes oportunidades. Kafka es posible que comenzara a redactar esta novela en la noche del 26 al 27 de septiembre de 1912 y la finalizara entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de 1912. Formó el primer capítulo de la novela «América», titulada así por Max Brod, aunque Kafka, en una carta a Felice Bauer (11 de noviembre de 1912), la tituló «El olvidado». Solo el primer capítulo de esta novela la publicó Kafka cuyo título es «El fogonero» en la editorial Kurt Woljf Leipzig en 1913. El resto de la novela, al igual que toda la obra de Kafka, tuvo como destino la hoguera. Por suerte su amigo Max Brod, receptor de la orden, la desacató. Si bien la novela se inicia de una manera optimista hacia la visión de América, poco a poco la vida del protagonista Karl Rossmann (adolescente de 16 años enviado a América por sus padres tras haber tenido un affaire con una criada), se va tornando oscura, solitaria, plagada de injusticias y vejaciones. Es decir, un déjà vu, una vuelta hacia la vieja Europa con toda la desolación que esto conlleva. El estilo narrativo de Kafka lleno de ironía, plagado de una extraña poesía, narra de manera trepidante esta gran novela que termina con una suerte de final abierto que tiene mucho de grandioso en el adentramiento de Karl Rossmann en el gran paisaje americano del gran Teatro de Oklahoma "El primer día atravesaron altas montañas. Macizos de piedra, de un negro azulado, se aproximaban en puntiagudas cuñas hasta el mismo tren; se asomaba uno por la ventanilla y buscaba en vano las cumbres: allí se abrían valles oscuros, estrechos, desgarrados, y uno señalaba con el dedo la dirección en que iban perdiéndose; allí venían anchos ríos torrenciales, precipitándose con premura, en forma de grandes olas, sobre el quebrado lecho y, arrastrando en su seno mil pequeñas olas espumosas, volcábanse bajo los puentes que el tren atravesaba, tan cerca, que el rostro se estremecía al hálito de su frescor." Una gran novela que hay que releer en la quietud de la noche.


América, de Franz Kafka, narra la historia de Karl Rossman, un joven europeo de 16 años que es enviado a Nueva York para siempre por sus padres como consecuencia de un escarceo amoroso con su criada. En la América de los años veinte tratará de abrirse un camino y labrarse un futuro partiendo de cero, sufriendo surrealistas situaciones donde se recorren todos los estratos sociales de Nueva York a principios del siglo XX. Gustarme… no me ha gustado como para volvérmelo a leer, demasiado enrevesado en algunos momentos, situaciones y personajes completamente disparatados que me daban ganas de zarandear el libro y dejarlo en la mesita de noche. Sí que me ha gustado la representación de los estratos sociales durante toda la historia del libro, la parte realista sobre la dureza en las condiciones de vida de los personajes y un toque de humor kafkiano y ácido que ha valido la pena.


MÁS LIBROS DEL AUTOR FRANZ KAFKA


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA