Calificar
8,8 4 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de AFORISMOS SOBRE EL ARTE DE VIVIR

Los “Aforismos sobre el arte de vivir” (1851) son en palabras de Franco Volpi, preparador de esta edición, una de las obras maestras más afortunadas del pensamiento occidental. En sus páginas, y después de que hubiera plasmado en “El mundo como voluntad y representación una férrea metafísica del pesimismo”, Arthur Schopenhauer (1788-1860) ofrece un compendio de filosofía práctica en el que recoge doctrinas, recomendaciones y advertencias para desenvolverse mejor en la vida y evitar sus trampas y contrariedades, un “arte de prudencia”, en suma, que se puede considerar como una estética de la existencia. Y es que es justamente la concepción de ésta como espacio que oscila entre el dolor y el aburrimiento lo que impulsó a Schopenhauer a considerar la filosofía como una forma de sabiduría práctica capaz de modificar la manera de ser de uno mismo y de proporcionarle su forma mejor, a la vez que como un instrumento propio para afrontar las adversidades y para ser moderadamente felices sobreponiéndonos a ellas.

Año de publicación:2012

2 reseñas sobre el libro AFORISMOS SOBRE EL ARTE DE VIVIR

Indispensable este compendio de aforismos. Al final mi libro quedó muy rayado y con muchos apuntes, lo que significa que me gustó mucho.


Junto con Lichtenberg y Nietzsche, uno de los más grandes aforistas (y pesimistas) de la historia universal sin duda, y de sus libros de aforismos esta es la obra magna, altamente recomendada, algunos ejemplos de ello: "Lo que la gente suele llamar «destino» no es más, por lo general, que el conjunto de sus propias necedades." (p. 312) "(...) jamás deben comprarse placeres a costa de dolores, ni siquiera cuando sólo exista una mínima posibilidad de syfrirlos, pues se paga algo negativo y quimérico con algo positivo y real. En cambio, uno gana siempre cuando sacrifica placeres a fin de evitarse sufrimiento." (p. 193) "Mucho menos yerra quien, con el ceño bien fruncido, contempla este mundo como una especie de infierno y, en consecuencia, sólo piensa en construirse un refugio a prueba de llamas." (p. 193)