Calificar
9,4 10 votos

Sinopsis

It’s 2002, a year after 9/11. It’s an extremely turbulent time politically, but especially so for someone like Shirin, a sixteen-year-old Muslim girl who’s tired of being stereotyped. Shirin is never surprised by how horrible people can be. She’s tired of the rude stares, the degrading comments—even the physical violence—she endures as a result of her race, her religion, and the hijab she wears every day. So she’s built up protective walls and refuses to let anyone close enough to hurt her. Instead, she drowns her frustrations in music and spends her afternoons break-dancing with her brother. But then she meets Ocean James. He’s the first person in forever who really seems to want to get to know Shirin. It terrifies her—they seem to come from two irreconcilable worlds—and Shirin has had her guard up for so long that she’s not sure she’ll ever be able to let it down.

Año de publicación:2018

3 reseñas sobre el libro A VERY LARGE EXPANSE OF SEA

La autora nos ha regalado un trozo de su alma en este libro. Se desnuda mediante las letras y crea una historia perfecta, real, humana y llena de matices e impregnada de su propia vida. Shirin es una chica musulmana de dieciséis años que está acostumbrada a que las personas la traten mal, hablen de su vida, la juzguen por su sola apariencia y sea víctima de ataques por la religión que profesa y teniendo que soportar un racismo de lo más denigrante en su escuela y entorno en general. Por ello, nuestra protegiste se refugia en la música y bailando con su hermano y grupo de amigos. Pero un día todo cambia para Shirin, pues sin previo aviso aparece en su vida Ocean James y se empeña en conocerla, pero Shirin intenta evitar que él también sea el blanco de todos los insultos e injusticias que conlleva acercarse a ella, pero Ocean le tiene sin cuidado lo que los demás puedan opinar sobre ello, porque él ve más allá de su hiyab, de su religión, él simplemente ve a Shirin. Una historia bellamente escrita, con un personaje principal fuerte con convicción y fiel a sus ideales. Al otro lado del océano es un libro para amar, llorar, enojarse, maldecir, soñar y creer que el mundo puede ser un lugar mejor si decidimos mirar la luz y no contribuir a la oscuridad.


Shirin es una adolescente musulmana que vive en Estados Unidos un año después del atentado a las torres gemelas. Su vida no es fácil. La gente está dolida y derrama en ella todo su rencor. Shirin con su velo despierta los peores sentimientos y expresiones xenofobicas. Un simple accesorio en la cabeza parece darles permiso para insultarla, prejuzgarla, estereotiparla y marginarla. Por eso no se la puede culpar cuando para sobrevivir, para soportar las agresiones y las humillaciones diarias, ella levanta un muro a su alrededor que la protege y la aisla. El problema surge cuando Ocean, el chico más dulce y bueno sobre la tierra, aparece en su vida para abrirse paso a través del muro. Pero las paredes se niegan a derrumbarse y el racismo parece querer quitarle algo tan primario para un adolescente como lo es su primer amor. Lo más impactante de este libro es que Tahereh Mafi no es una simple autora que un día creyó que sería interesante describir la vida de una adolescente musulmana. Tahereh Mafi FUE una adolescente musulmana viviendo en Estados Unidos. Ella sabe lo que es que te miren con rencor, sabe lo que se siente al ser estereotipada. Sabe lo que es vivir bajo el yugo del racismo y debe haber sufrido todas estas agresiones en carne propia demasiadas veces. Pero aunque parezca increíble, este libro que parece golpearte en la cara mostrándote que el miedo y el odio sacan lo peor de la gente, bueno, pues este libro te devuelve la fé. Porque Ocean no ve la raza, no ve la religión, no ve el velo. Solo la ve a ella. Y este chico que es un haz de luz en la oscuridad, este chico hermoso te demuestra que todavía hay esperanza.


Es una novela de literatura juvenil, corta, ligera, con cierta critica racial y un bello romance de instituto, donde los protagonistas viven sus miedos, sus inseguridades y todo lo que supone acercarse a una persona como ella (musulmana). Ademas esta cargada de realismo capaz de romper el corazón de cualquier lector. Es una novela sobre la emoción y la angustia que Shirin (Persa) al abrir su corazón a Ocean un joven americano; viven esa sensación tan única que les hace sentir mariposas y sobre las locuras que cometen por amor. Pero en ellos es imposible vivir su amor a plenitud, debido los perjuicios de la sociedad americana. Pero al final, lo que los terminó por separar no fue el odio, ni las personas racistas, ni los imbéciles, fue una mudanza. Recomiendo esta novela teñida de un trama sobrecogedor, humor y de tragedia, que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles.


Más del autor TAHEREH MAFI


ENCIENDEME

TAHEREH MAFI

Calificación General:9,0

LIBÉRAME

TAHEREH MAFI

Calificación General:8,8

También se buscó en CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


Frases de A VERY LARGE EXPANSE OF SEA

Una descarga de emoción me inundó por dentro. Empecé a jadear. El modo en que me había llamado cariño, cómo lo había dicho, era nada y todo a la vez. Había tanta emoción en la palabra , como si quisiera que fuera suya, como si quisiera que nos pertenecieramos el uno al otro.

Publicado por:

marenpergamino

Ocean era un chico blanco, amable, atractivo, heterosexual, y el mundo esperaba grandes cosas de él, las cuales no incluían enamorarse de una chica de Oriente Medio, como yo, sumamente controvertida, que llevaba velo. Tenía que salvarlo de sí mismo.

Publicado por:

marenpergamino

Oh, cielos. No podía no verlo. No podía no verlo. Oh, cielos, que alguien me salvara de mí misma. no podía no ver su cara. ¿Qué me había pasado?¿Por qué de pronto me sentía tan atraída hacia él?

Publicado por:

marenpergamino

Maybe on a different day, at a different time, I would've been interested in his smile. Today, I was far too distracted.

Publicado por:

Diem

I was standing in his shadow. We were on the sidewalk, facing each other, and there wasn't much space between us.

Publicado por:

Diem

Ocean had given me hope. He'd made me believe in people again. His sincerity had rubbed me raw, had peeled back the stubborn layers of anger I'd lived in for so long. He made me want to give the world a second chance.

Publicado por:

Diem

And I could no more control the words I said next than the earthquake he'd left in my bones. "I miss you", I said. "I miss you so much".

Publicado por:

Diem

I didn't want to go up to my room where the closed door, the quiet, and the privacy would force me to make a decision. I was worried I would cave and call him back,that I would hear his voice and lose my ability to be objective and then,inevitably,agree to try,to see what happens

Publicado por:

Diem

I didn't think I was doing the right thing by ignoring him again, I really didn't. I just didn't know what else to do. I didn't have all the answers [...] I wanted to go back to being acquaintances; I wanted us to be kind to each other and call it a day.

Publicado por:

Diem

But I did like him. The problem wasn't knowing whether or not I liked him. The problem was that I didn't want to like him.

Publicado por:

Diem

I wanted so desesperately to say something, but I didn't know what to say, how to say it, or whether I should even bother. I couldn't seem to decide. I was suddenly overthinking everything. And we'd been lost in the silence for several seconds...

Publicado por:

Diem

In fact, I was beginning to wonder whether my fever wasn't simply a consequence of this, of him, of this whole situation, because the more he spoke, the more delirious I felt. I felt my head swimming, my mind slowly evaporating.

Publicado por:

Diem

"Us, God, I want to talk about Us. I can't even think straight around you". And then, "I don't know what's happening anymore"

Publicado por:

Diem

But I had never, ever touched someone and felt like this: like I was holding electricity inside of me.

Publicado por:

Diem

My heart was racing, had been racing for an hour. I felt electric, like an overcharged battery. Things were sparking inside of me and I needed to go away, get away from him.

Publicado por:

Diem