Sinopsis de 257 DIAS

En México la mayoría de los secuestros no duran más de una semana…pero Bosco Gutiérrez, un renombrado arquitecto de D. F., vive casi trescientos días encerrado en una habitación de tres metros de largo por uno de ancho sin saber si su familia podrá negociar su salida. Será en ese espacio diminuto y privado de todo lo que creía importante donde este hombre aprenderá a llevar las riendas de su vida y descubrirá la verdadera libertad. Los primeros días se deja ir, sucumbe a la desesperación y decide no hacer nada. Apenas come, no se lava, ni siquiera se mueve del rincón donde se ha dejado caer. Está convencido de que nada cambiará su suerte. Para celebrar el día de la independencia de México, sus secuestradores le conceden un deseo y él pide un whisky. Se le hace la boca agua de pensarlo. Le llevan un vaso lleno hasta el borde y él lo mira con entusiasmo. Mientras se regodea pensando cómo lo va a degustar, la voz de su conciencia, que es donde Dios le habla, le dice que se lo ofrezca. ¿No es suficiente su secuestro? ¿Tiene que renunciar también a ese placer que quizá sea el único en días? No parece justo. Éste es el punto de inflexión; es cuando cambia la desesperación por la construcción de su hogar interior. Bosco se da cuenta de que tiene algo que ofrecer y por tanto se hace dueño de su propio destino. Si ésta es su vida, tendrá que hacer algo con ella: ejercicio; un pequeño gancho para, quizá, escapar un día; inventar una forma de contar los días…hasta 257. Es la sorprendente historia de cómo de una situación que parece no tener salida no sólo se puede salir sino que se puede salir reforzado. Todo depende de uno mismo

Año de publicación:2012

0 reseñas sobre el libro 257 DIAS

No hay reseñas aún, sé el primero en reseñar este libro.

Fin de las reseñas

También se buscó en PSICOLOGÍA Y AUTOAYUDA


Frases del libro 257 DIAS

Esto de respetar el protagonismo de cada día, de valorar el presente aunque no vaya vestido de recuerdos y conmemoraciones, es un comportamiento sabio

Publicado por:

luciaoliver

Una cosa es aceptar y otra adaptarse. Adaptarse equivale a un sabio "esto es lo que hay".

Publicado por:

luciaoliver

Rezar es presentar a Dios los deseos íntimos, rezar es alimentar la esperanza del cumplimiento de los deseos porque se espera que Dios intervenga para que se realicen

Publicado por:

luciaoliver

Veía con claridad que con angustia no conseguimos nada bueno, no nos deja ser felices. La angustia no nos permite estar tranquilos. Ni se trabaja, ni se reza, ni se ama. Rompe el clima que exige lo bueno.

Publicado por:

luciaoliver

Dar para recibir no es dar, es pedir

Publicado por:

luciaoliver

no sé lo que es la angustia, pero sí sé que cuantas más cosas aceptes de la realidad que no puedes controlar, menos angustia tienes. Y cuantas menos cosas aceptes, más angustia.

Publicado por:

luciaoliver