Calificar
8,0 82 votos

Sinopsis

Reflejo fiel del clima de una época y denuncia a los excesos del poder. Una intensa novela policial donde el suspense y la tensión recorren toda la historia. En un escenario dominado por la corrupción, y donde los prejuicios y desigualdades conforman la realidad social del país, la verdad acaba convertida en verdades diversas que se confunden la una con la otra en un alucinante juego de espejos. «Escribí ¿Quién mató a Palomino Molero? por la indignación que me produjo el asesinato de un joven avionero de la base aérea militar de Talara que quedó misteriosamente silenciado por la burocracia oficial.» Mario Vargas Llosa

Año de publicación:1986

12 reseñas sobre el libro ¿QUIÉN MATÓ A PALOMINO MOLERO?

Mario Vargas Llosa (1936) en esta novela corta vuelve a mostrar su maestría a lo hora del relato, enmarcada en historia de policial negro, crónica o no ficción. En esta obra el lector esta como metido de lleno dentro de la historia, no le es algo indiferente, o puede sustraerse fácilmente, al menos esa ha sido mi sensación. Lograrlo diferencia a los grandes escritores de resto.Se que a muchos Vargas Llosa les molesta sus posturas políticas, impidiéndoles ver la notable capacidad como autor.LIBRO POR DEMAS RECOMENDABLE


Eminentemente, una obra de denuncia social contra los abusos de poder, la impunidad frente a los delitos cometidos por los poderosos y los prejuicios sociales reinantes dentro de la sociedad peruana y latinoamericana en la década de los 70. Palomino Molero, un joven soldado de aviación ha sido asesinado de manera brutal muy cerca de una base militar. El teniente Silva y el guardia civil Lituma, seguirán las pistas hasta encontrar a los culpables del asesinato y desentrañar los móviles de este ¿Por qué ha sido asesinado Palomino Molero?... Tal vez por “mirar muy alto”… ¿Cómo es posible que un “cholo” se haya enamorado de una “blanca” y encima hija de un militar de alto rango? Los prejuicios étnicos han estado presentes en nuestras sociedades latinoamericanas y siguen estándolo, tal vez de una forma algo más atenuada. Igualmente, los abusos de poder y la impunidad siguen siendo parte de nuestra cotidianidad. Me ha gustado mucho el personaje de Doña Adriana, dueña de una pequeña fonda, un personaje muy singular dentro de la narración, y quien a propósito, trae loquito al teniente Silva.


Novela corta. Escenario un pueblo del interior del Perú. El autor narra una historia (un asesinato) ocurrida en ese pueblo mostrando muchos rasgos de la realidad latinoamericana signadas por la desigualdad social y la corrupción. Siempre recomiendo la lectura de las obras de Vargas Llosa, esta novelita no será la excepción.


Un crimen de odio se produce en las afueras de una ciudad petrolera al norte del Perú (Talara en la provincia de Piura) Dos policías (lo que era la guardia civil en 1953) investigan y desentrañan el misterio. Una novela policial intensa y bien narrada que tiene como telón de fondo la desigualdad y el racismo que aún subsiste en el país. Esta novela corta Vargas Llosa la narra de manera lineal y sin usar las historias paralelas, el racconto, los vasos comunicantes, como en casi todas sus novelas (Travesuras de la niña mala tiene una narración lineal y una sola historia) Lo que más me sorprende es ese narrador omnisciente (flaubertiano) que narra de manera fría y distante sin comprometerse desde los más dramático a lo más gracioso. ¿Quién mató a Palomino Molero? no ha perdido su frescura, la capacidad de hacer viajar al lector hasta la cálida Talara y sentir ese fuerte olor a mar y pobreza.


"Quien mató a Palomino Molero" nos muestra la triste realidad que viven muchos pueblos latinoamericanos, en la que podemos apreciar la enorme sanja que existe entre la gente que tiene el poder y el ciudadano de a pie (así nos llaman cínicamente nuestros políticos en mi país).


Novela corta entretenida y que muestra un mundo latinoamericano donde la imaginación del pueblo siempre da para todo y los poderosos siempre resultan impunes.


Desigualdades, prejuicios, corrupción y un asesinato silenciado por los excesos del poder.


El final me mato a mi también.


Ver más reseñas