Calificar:

8,1

73 votos

Sinopsis de ¡QUE VIVA LA MUSICA!

Historia realista, cruda y descarnada que muestra el verdadero rostro de una sociedad decadente. María del Carmen Huertas terminará por abandonar definitivamente sus andanzas, para finalmente refugiarse en un mugriento cuarto del centro, donde se dedicará a la prostitución, repartirá consuelo entre algunos de los despechados amigos que le quedaron, y escribirá sus memorias ...esta novela. Todo había comenzado en el exclusivo barrio Versalles de Cali, desde donde la adolescente partió un buen día para conocer, y de qué manera, el mundo real. Por eso María del Carmen probó de todo. Su incursión por el bajo mundo la hizo conocer la verdadera cara de una ciudad que nunca antes le presentaron. Al ritmo de la "salsa", y de fiesta en fiesta, la jovencita practicaría de todo; incluyendo el sexo y la drogadicción.

COMPRAR EN PAPEL

14 reseñas sobre el libro ¡QUE VIVA LA MUSICA!

¡Gran libro! La relación con la salsa, Cali y el amor nos lleva a mirar con otros ojos esta historia. Caicedo es uno de los escritores jóvenes que más he disfrutado porque su narrativa es precisa y divertida. Vale mucho la pena leer esta novela para conectarse con su época.


Es algo complicado de leer, siento que es muy pesado el relato y siento que me perdí mucho en la trama


Tututurupa tutú rara tutú Es ritmo, es locura, felicidad en su máxima expresión en la vida y saben por qué lo digo por qué ella vivió su vida cómo quiso no está bien ni mal ella simplemente lo vivió, realmente si uno lo ve con ojos de persona normal es una cruda realidad dónde una joven rica se pierde en un mundo oscuro, pero desde otra perspectiva ella simplemente no encajaba con su entorno y busco uno donde se sintiese cómoda completa


Un relato lleno de descripciones psicodélicas y una historia que se desenvuelve en medio de incontables músicos, bandas y géneros.


#BiografíasAutores Luis Andrés Caicedo Estela (Santiago de Cali, 29 de septiembre de 1951– Ibidem, 4 de marzo de 1977) fue un escritor colombiano. Lideró diferentes movimientos culturales en la ciudad vallecaucana como el grupo literario Los Dialogantes, su gusto por el cine lo llevó a fundar, en 1971, con otros amigos, el Cine-Club de Cali, y la revista Ojo al Cine. En 1970 ganó el I Concurso Literario de Cuento de Caracas con su obra «Los dientes de caperucita», lo que le abriría las puertas a un reconocimiento intelectual. Se suicidó a los 25 años. Su principal obra es ¡Que viva la música!. ¡Que viva la música! es una novela del escritor vallecaucano Andrés Caicedo (1951-1977), en la que el autor logra destacarse novedosamente dentro de la literatura colombiana de los años 1970. El joven autor muestra gran influencia por parte de autores como Julio Cortázar, Edgar Allan Poe y Mario Vargas Llosa. Andrés Caicedo muestra en su novela una cruda y devastadora realidad que sumerge al lector en las andanzas, aventuras y desventuras de María del Carmen Huerta, una adolescente de la alta sociedad de Cali que deja la vida común a la que está acostumbrada, para meterse en el mundo de la rumba, la música y las drogas. La novela está dividida en dos partes, la primera marcada por la música rock, en particular por los Rolling Stones y la vida en la clase alta caleña, y la segunda marcada por la música salsa y el descenso a los barrios bajos de Cali. ¡Que viva la música! es una novela de iniciación. Es la invitación a una fiesta sin sosiego, donde su protagonista dejará que el mundo baje hasta el pozo sin fondo de sus propios excesos. Pero con felicidad. Con absoluta dicha. Hay un pacto secreto con la muerte en esta danza de María del Carmen Huerta, la rubia protagonista de estas páginas. Pero es la muerte dulce de las celebraciones: el paisaje, los afectos, la noche, la niñez que huye, la adolescencia triunfal, el rock and roll, los Rolling Stones, la salsa, Richie Ray, Bobby Cruz, las drogas, Cali (o Kali, según la ortografía del narrador). Es, así mismo, una iniciación al descubrimiento de una ciudad colombiana que comienza por el cielo del Norte, con su avenida Sexta, su parque Versalles y sus parajes mágicos, hasta llegar al infierno del Sur con su caseta Panamericana, su río Pance, sus barrios más allá de Miraflores, su cordillera de los Andes alada y los refugios de la salsa y el sexo en los límites finales de la calle 15. (del Club de los poetas malditos, grupo de Facebook)


En ¡Que Viva La Música! Andrés Caicedo hace una exploración de las juventudes de la época desde el mundo de la música y todo lo que lo rodea, la rumba, las drogas, las relaciones amorosas y las amistades nefastas. La protagonista, una joven llamada María del Carmen en la exploración del rock en la ciudad de Cali se encuentra también con la salsa. Todo tiene un tinte oscuro y fatal. La narración de la novela nos induce por un mundo oscuro y sin esperanza de jovenes, adolescentes que consumen su vida como adultos y aunque la vida se muestre como una tragedia la narradora nos muestra un mundo bello por el lado de la música y el paisaje Valluno, que entre tanta tristeza nos recuerda lo bello que es el mundo. Aun así, el libro finaliza como un manifiesto de las juventudes, una apología al coraje y a la rebeldía.


Una chica rubia es atrapada por la noche, la música, las drogas, el sexo y una fiesta que parece no acabar. Es un libro que te invita a gozar, oír los rolingstones y meterte un poco en problemas.


una novela narrada en primera persona femenina por Andrés C. en escenarios colombianos. Es una historia que penetra en el alma, que hace sentir en los huesos cada vivencia de la protagonista y nos deja ver una perspectiva de la vida que ansia la muerte


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO ¡QUE VIVA LA MUSICA!

Tú, no te detengas ante ningún reto. Y no pases a formar parte de ningún gremio. Que nunca te puedan definir ni encasillar.


Publicado porRFerrerPadron

"Vuélvete adicto de los vicios solitarios"


Publicado porRFerrerPadron

Aprende a no perder la vista, a no sucumbir ante la miopía del que vive en la ciudad. Ármate de los sueños para no perder la vista.


Publicado porMaría Viva